pleno del parlamento

Navarra Suma sigue la estrategia de la derecha española y no apoya el último paquete de medidas sociales

Esparza tensiona el debate y rompe el consenso habido desde el comienzo de la crisis del covid-19 El quinto decreto del Gobierno foral recibe el apoyo del resto de grupos del Parlamento

05.06.2020 | 01:54

pamplona – El consenso que había acompañado a todas las medidas adoptadas hasta ahora para tratar de paliar los efectos de la crisis del covid-19 se quebró ayer. Precisamente, la ruptura llegó cuando se trataba de debatir y votar el que quizá sea el decreto ley con menos contenido de los cinco aprobados por el Gobierno de Navarra desde el estado de alarma. Un desmarque de Navarra Suma que pone de manifesto que sigue en la misma estrategia de la derecha española, que elevó la tensión en el pleno como 24 horas lo habían hecho Vox y PP en el Congreso de los Diputados.

La abstención de Navarra Suma –no se atrevió a rechazar un decreto que, entre otras cuestiones, contiene ayudas al alquiler y a las empresas que se dedican a la gestión de espectáculos culturales– pilló de sorpresa al Gobierno foral, que sí recibió el apoyo del resto de grupos. De hecho, la consejera de Economía y Hacienda, Elma Saiz, llegó a celebrar la unanimidad que creía que iba a concitar este decreto ley 5/2020, de 20 de mayo, por lo que en el turno de réplica reconoció haberse "precipitado" antes de mandar un recado a Navarra Suma. "Cada uno es responsable de lo que vota y ustedes, señor Esparza, unos días son el PP, otros Ciudadanos, pero ya casi nunca UPN", dijo Saiz, que continuará en "seguir buscando el consenso y creyendo en la palabra dada y en los acuerdos alcanzados".

compromiso previo También el portavoz del PSN, Ramón Alzórriz, aseguró que Navarra Suma había comprometido su apoyo. "Es peligroso que se acuerden decretos y luego se salgan", criticó. "Navarra Suma y su portavoz, el señor Esparza, nunca nos dejan de sorprender, su actitud empieza a ser peligrosa porque establecido el acuerdo, se desliga en el último momento sin previo aviso", agregó Alzorriz.

Sus palabras molestaron a Javier Esparza, que una vez más subió el tono. "Lo que no toca ahora es salir a la tribuna y decir estupideces", replicó antes de negar que hubiera comprometido su apoyo. "Hemos aprobado los cuatro decretos anteriores, pero no se valora la responsabilidad que estamos teniendo y nos están escupiendo a la mano cada vez que se la tendemos; eso sí, con PNV y Bildu, dulzura", añadió. "No nos han callado los violentos y no nos callarán ustedes", señaló dirigiéndose al PSN.

Más allá de este rifirrafe, el debate fue comedido. Uxue Barkos (Geroa Bai) lamento "profundamente" el desmarque de Navarra Suma y valoró "el encuentro en la discrepancia" que se había conseguido hasta ahora durante la crisis.

Maiorga Ramirez (EH Bildu) recococió que las medidas "amplían el marco de cobertura pero no son suficientes", expuso una visión crítica de este decreto" y reclamó la necesidad de una "justicia fiscal" con el fin de "encontrar el verdadero músculo para que de esta crisis no se generen más desigualdades".

Mikel Buil (Podemos) calificó las medidas de "política útil" y subrayó que Navarra ha podido "sacar pecho por la colaboración con la ciudadanía porque es la primera comunidad que ha podido inyectar liquidez directa a las familias".

Marisa de Simón (I-E) también dijo no compartir "el 100% de los decretos", pero le parece "suficiente" el conjunto de las propuestas.

"Es peligroso que se acuerden decretos y luego se salgan (a Navarra Suma)"

RAMÓN ALZÓRRIZ

Portavoz del PSN

"Lo que no toca ahora es salir a la tribuna y decir estupideces (a Ramón Alzórriz)"

javier esparza

Portavoz de Navarra Suma

"Lamento profundamente que Navarra Suma se haya desmarcado"

UXUE BARKOS

Portavoz de Geroa Bai