El Parlamento de Navarra respalda el derecho del pueblo palestino a vivir en paz

29.06.2020 | 13:11
Un niño palestino amputado juega en un campamento de verano en Gaza.

La Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra ha aprobado este lunes dos declaraciones institucionales de Izquierda-Ezkerra y PSN en las que muestra su "total compromiso con el derecho del pueblo palestino a vivir en paz en su territorio".

La declaración de I-E incluye un segundo punto en el que el Parlamento de Navarra, en caso de que se consume la anexión parcial de Cisjordania anunciada por el Gobierno de Israel el próximo 1 de julio, solicita a la Unión Europea y al Estado español la inmediata ruptura de sus relaciones diplomáticas con Israel.

En un tercer punto, el Parlamento de Navarra, en caso de que se consume la anexión, solicita a la Unión Europea y al Estado español "la inmediata imposición de un marco de sanciones políticas y económicas equivalente a las existentes en su día contra el apartheid de Sudáfrica".

Los puntos 1 y 3 han sido aprobados con los votos a favor de Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E y las abstenciones de Navarra Suma y PSN. El punto 2 ha sido aprobado con los votos a favor de EH Bildu, Podemos e I-E y las abstenciones de Geroa Bai, Navarra Suma y PSN.

La declaración del PSN es idéntica en su primer punto a la de I-E y, en el segundo, no habla de "ruptura" de relaciones diplomáticas con Israel, sino de "revisión" de las mismas.

En el tercer punto, el PSN propone sanciones políticas y económicas "contra los individuos responsables de esta violación del Derecho Internacional".

El punto 1 ha sido aprobado por unanimidad y los puntos 2 y 3, con los votos a favor de PSN y Geroa Bai y las abstenciones de Navarra Suma, EH Bildu, Podemos e I-E.

Tras la reunión de la Mesa y Junta, la portavoz de I-E, Marisa de Simón, ha declarado que "es una obligación de todas las instituciones democráticas" oponerse a las pretensiones de Israel sobre Cisjordania.

De Simón ha defendido la redacción de su declaración institucional, ya que la situación "exige un rechazo rotundo y que todos los estados, en particular de la Unión Europea, cerremos filas en torno a esta cuestión".

Ramón Alzórriz, del PSN, ha matizado al respecto que "no todo el pueblo israelí está de acuerdo con lo que hace su Gobierno ".