Proceso de primarias

El juzgado desestima la demanda de la corriente crítica de EA

La sentencia concluye que Maiorga Ramirez "carece de derecho a acceder a la base de datos de afiliación"

15.07.2020 | 10:54
Alex Larretxi

El juzgado de primera instancia número 7 de Vitoria ha desestimado la demanda presentada por la corriente crítica de Eusko Alkartasuna, encabezada por Maiorga Ramírez, que pedía declarar nulo el proceso de primarias, por el que se designó a Eba Blanco como secretaria general del partido.

El líder de EA en Navarra, Maiorga Ramirez, y los coordinadores de Gipuzkoa, Navarra y Álava, Mikel Goenaga, Miren Aranoa e Iratxe López de Aberasturi, respectivamente, presentaron esta demanda en la que denunciaban la negativa de la Ejecutiva Nacional a facilitarles el acceso a los ficheros de los afiliados, por lo que solicitaban la nulidad "radical" del proceso de primarias.

La corriente crítica denunciaba la negativa de la Ejecutiva nacional a facilitar los datos de la afiliación "en igualdad de condiciones y con pleno respeto a su derecho de participación política".

La sentencia concluye que el precandidato Maiorga Ramirez "no siendo miembro de la Ejecutivo Nacional ni de la secretaría de Organización Finanzas y Acción Electoral, carece de derecho a acceder a la base de datos de afiliación" y tampoco los coordinadores territoriales estarían amparados para acceder al mismo para facilitar los datos al precandidato que quisieran apoyar porque "supondría una cesión de datos, con un fin distinto al de la afiliación".

Respecto a las resoluciones del Comité de Garantías en las que se apoyaba la corriente crítica para anular la designación de Eba Blanco como secretraria general de EA, la sentencia considera que no puede declarar "a Derechos" estas resoluciones, "ni en cuanto a procedimiento y forma de su adopción, ni en cuanto a su contenido". Los demandantes pueden presentar recurso de apelación ante la Audiencia de Álava en un plazo de 20 días.

Al proceso de primarias para suceder Pello Urizar se presentó Eba Blanco, candidata del sector oficial del partido, y el líder de la formación en Navarra, Maiorga Ramírez, del sector crítico, cuya candidatura fue anulada por los órganos internos porque varios de los afiliados que le avalaron no estaban al corriente del pago de las cuotas.

La demanda interpuesta por la corriente crítica llevó a la suspensión cautelar del nombramiento de Blanco como nueva líder de Eusko Altartasuna, hasta que se resuelva el litigio interno que mantienen ambos sectores del partido.