La Casa Real frenó el intento de Corinna de implicar al rey en hechos de su padre

Juan Carlos I rechaza renunciar al título de rey emérito como pretende la Zarzuela para paliar el escándalo

19.07.2020 | 00:31
El rey Felipe VI, junto a su padre, el emérito Juan Carlos. Foto: Efe

Madrid – La Casa Real rechazó a finales de marzo de 2019 abrir cualquier canal de comunicación con la empresaria Corinna Larsen sobre las presuntas irregularidades financieras del rey emérito, así como sus "insinuaciones" para implicar a Felipe VI, según una información adelantada ayer por el diario El Mundo.

El medio tuvo acceso a la carta con la que el 21 de marzo de 2019 el jefe de Casa Real, Jaime Alfonsín, responde a una anterior del bufete londinense que representa a la empresaria y examiga del rey Juan Carlos.

"Ni Su Majestad el Rey ni esta Casa tienen conocimiento, participación o responsabilidad alguna en los presuntos hechos que menciona, por lo que carece de toda justificación lícita su involucración en los mismos", destaca el jefe de Casa Real.

Larsen pidió establecer un canal de comunicación con la Jefatura del Estado para hablar sobre dichos movimientos financieros de Juan Carlos y ante el intento de implicar a Felipe VI en ellos.

La Casa Real rechazó ambos extremos, y por ello, advirtió de posibles "acciones judiciales" frente a "insinuaciones y advertencias a Su Majestad el Rey". Días antes la empresaria mencionó en esa misiva la recepción de regalos de los que se habría beneficiado Felipe VI o la petición de devolución de 65 millones que supuestamente el rey emérito le había entregado.

El que fuera rey de España entre 1975 y 2014 no estaría dispuesto a entregar voluntariamente su título de emérito para rebajar la tensión sobre la Corona después de las últimas noticias publicadas sobre el patrimonio del exmonarca.

Aunque desde la Casa del Rey el plan que se ve con mejores ojos pasa por esta renuncia voluntaria, Juan Carlos de Borbón no estaría por la labor, según informó El País.

La retirada del título podría no ser suficiente para calmar los ánimos contra la monarquía española, por lo que desde Zarzuela incluso se plantean que Juan Carlos abandone el país y traslade su vivienda a otra nación. En la actualidad, el emérito reside en una de las viviendas de la Zarzuela, y ya no dispone de atribución desde los fondos públicos.

noticias de noticiasdenavarra