Chivite atribuye a la estrategia de tumbar al gobierno el plantón de la derecha al plan de convivencia

A la presidenta le parece un "síntoma" que se hayan levantado de la mesa antes de que empiece el debate

25.09.2020 | 01:29
Sánchez de Muniáin, en el centro, habla con Cristina Ibarrola y Javier Esparza, ayer en el Parlamento.

 El Gobierno de Navarra tiene claro que el movimiento de la derecha de abandonar el plan de convivencia antes siquiera de que empiece el debate debe entenderse como parte de la estrategia para tumbar al Ejecutivo. Al menos, eso es lo que dijo ayer en el pleno del Parlamento de Navarra la presidenta, María Chivite, que lamentó que a la coalición "le preocupe más tumbar al Gobierno que la convivencia" y que se hayan retirado de un proyecto plural, con todo tipo de perfiles ideológicos, "sin dar oportunidad a que comience". Algo que, para Chivite, solo se explica con dos argumentos: "O sectarismo o estrategia política". Por supuesto, Iñaki Iriarte, que formuló una pregunta al respecto, dejó de lado todos esos argumentos e incluso dijo que decidieron darle una oportunidad al plan tras hablar con el director general de Paz y Convivencia, Martín Zabalza. Pero visto el elenco y que no hay nadie que represente a la derecha, que así lo dijo Iriarte sin especificar qué significa exactamente eso, decidieron abandonar entre lamentos por la cantidad de "sapos a la cosquera y a la cubana" que ha tenido que comerse, a su juicio, Zabalza, que habría tragado con un plan de la "factoría" Ana Ollo. Ramón Alzórriz, del PSN, también formuló una pregunta al respecto, y en su intervención optó por la postura contraria a la que ha mantenido Navarra Suma estas semanas: reivindicar que la sociedad quiere "paz, convivencia y desterrar el conflicto permanente que hemos tenido en esta tierra".

La encargada de contestar a ambas preguntas fue la presidenta, que lo hizo desde medios telemáticos. Chivite reprochó que Navarra Suma "se retira de un proyecto sin dar oportunidad a que comience, algo que solo puede explicarse por dos cosas: o sectarismo o estrategia política de intentar tumbar gobiernos a costa de tensionar a la sociedad y faltar a la verdad". En todo caso, Chivite afirmó que Navarra Suma "tiene muy difícil explicar que se va de un espacio que está en pleno proceso de construcción y en el que puede participar quien quiera". E incluso, en la línea de lo que ya recogió este periódico de la consejera Ollo, Chivite también tendió la mano a una posible vuelta, deseable para todos. "Están a tiempo de rectificar una postura de la que acabarán por arrepentirse", vaticinó.

asumir responsabilidades En esta línea, Chivite aseguró que, "más allá de lo grave de su posición, Navarra Suma tendrá que cargar con el peso de la responsabilidad de las decisiones que toma. Han pensado más en su partido y poco en la ciudadanía, a la que deberían escuchar más y dejar de tratar como una panda de ignorantes".

La jefa del Ejecutivo aseguró que este Gobierno "está trabajando con víctimas de ETA y con colectivos de todo perfil ideológico y a Navarra Suma le hemos ofrecido aportar, poner nombres, ideas, propuestas sobre la mesa, y ha preferido, como siempre, ponerse de perfil para poder decir públicamente que no se les tiene en cuenta", recordó Chivite, que en su intervención de cierre recordó que "el Gobierno está comprometido con una convivencia integradora y con una sociedad no excluyente, en la que no se levanten muros sino que se tienda puentes". "La ciudadanía nos está pidiendo serenidad, unidad, dialogo y acuerdo".

Iriarte es un buen orador. En su réplica puso en duda la pluralidad del plan, aunque de forma bastante sesgada: habló de unos pocos participantes concretos como si estuvieran políticamente contaminados, y se olvidó de que entre los mismos participantes están Covite, Gesto por la Paz, Amnistía Internacional o Anfas, por poner algún ejemplo. Dijo que ellos no van a quedarse a que les "sermoneen sobre la aporofobia y el racismo" ni a "servir cafés". "Nosotros no tenemos que dar ningún paso hacia la convivencia, nosotros no hacemos pintadas en sedes", zanjó.

"Están a tiempo de rectificar una decisión de la que terminarán arrepintiéndose"

maría chivite

Presidenta del Gobierno de Navarra

"No vamos a quedarnos a que nos sermoneen sobre la aporofobia o el racismo"

iñaki iriarte

Parlamentario de Navarra Suma

"La sociedad pide paz, convivencia y desterrar el conflicto permanente en el que hemos vivido"

ramón alzórriz

Parlamentario del PSN