Chivite afirma que Navarra Suma se "autoexcluye" del Plan de Convivencia

El tripartito de derechas responde que no son ellos quienes "pintan sedes"

24.09.2020 | 12:37
Javier Esparza, junto a Unai Hualde este jueves en el Parlamento.

La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, ha afirmado que Navarra Suma se ha "autoexcluido" del plan de convivencia que está elaborando el Ejecutivo foral y ha asegurado que es "un síntoma" de que a la coalición "le preocupa más tumbar al Gobierno que la convivencia".

Por el contrario, el parlamentario de Navarra Suma Iñaki Iriarte ha afirmado que inicialmente su grupo dio "un voto de confianza" al Gobierno de Navarra pero ha considerado que finalmente se están aplicando las mismas políticas que la pasada legislatura y ha mantenido su posición de retirarse del plan. "Nosotros no tenemos que dar pasos hacia la convivencia, nosotros no les hacemos pintadas en las sedes", ha señalado.

En respuesta a sendas preguntas de Navarra Suma y del PSN en el pleno del Parlamento de Navarra, María Chivite ha afirmado que Navarra Suma "se retira de un proyecto sin dar oportunidad a que comience, algo que solo puede explicarse por dos cosas: o sectarismo o estrategia política de intentar tumbar gobiernos a costa de tensionar a la sociedad y faltar a la verdad".

En todo caso, Chivite ha afirmado que Navarra Suma "tiene muy difícil explicar que se va de un espacio que está en pleno proceso de construcción y en el que puede participar quien quiera". "Están a tiempo de rectificar una postura de la que acabarán por arrepentirse", ha dicho.

En esta línea, ha asegurado que, "más allá de lo grave de su posición, Navarra Suma tendrá que cargar con el peso de la responsabilidad de las decisiones que toma, han pensado más en su partido y poco en la ciudadanía, a la que deberían escuchar más y dejar de tratar como una panda de ignorantes".

La jefa del Ejecutivo ha asegurado que este Gobierno "está trabajando con víctimas de ETA y con colectivos de todo perfil ideológico y a Navarra Suma le hemos ofrecido aportar, poner nombres, ideas, propuestas sobre la mesa, y ha preferido, como siempre, ponerse de perfil para poder decir públicamente que no se les tiene en cuenta".

María Chivite ha asegurado que "el Gobierno está comprometido con una convivencia integradora y con una sociedad no excluyente, en la que no se levanten muros sino que se tienda puentes". "La ciudadanía nos está pidiendo serenidad, unidad, dialogo y acuerdo", ha sostenido.

Por su parte, el parlamentario de Navarra Suma Iñaki Iriarte ha señalado que "se están aplicando las mismas políticas que la pasada legislatura", aunque ha apuntado que inicialmente "el anuncio de que se iba a realizar un plan de convivencia no fue recibido de manera negativa por Navarra Suma y se le dio un voto de confianza" al Gobierno de Navarra.

Sin embargo, ha afirmado que el Gobierno foral colgó en agosto dos documentos relativos al proceso de elaboración del plan en el que "han puesto al margen a una parte muy importante de esta sociedad -el ámbito al que representaría Navarra Suma- y han sobredimensionado otra". "¿Qué criterio se ha utilizado para seleccionar a los referentes de la convivencia? Esto es algo muy importante, porque estos referentes definen un marco de referencia, un lenguaje y una agenda, y estos documentos son una clara producción del equipo directivo de la pasada legislatura", ha apuntado.

Así, ha señalado que "vistos cuáles han sido los documentos, no sé a qué pensaban que nos íbamos a quedar, ¿a servirles los cafés?, ¿a que nos sermoneen sobre la aporofobia y el racismo?". "Nosotros no tenemos que dar pasos hacia la convivencia, nosotros no les hacemos pintadas en las sedes, y no es de nosotros de quienes tienen que salir corriendo sus concejales en Pamplona", ha dicho a Chivite.

El portavoz del PSN, Ramón Alzórriz, ha defendido que "la sociedad pide paz, convivencia, y desterrar el conflicto permanente que en esta tierra hemos tenido". "Nadie trata de olvidar lo que pasó ni de pasar página, nadie intenta blanquear nada, solo necesitamos lo que la sociedad navarra y española nos reclaman, espacios de convivencia para convivir en paz", ha asegurado.

Alzórriz ha añadido que "esos espacios se buscan permanentemente y el director general de Paz y Convivencia del Gobierno y la consejera del ramo han articulado los mecanismos para avanzar en ese plan de convivencia, esos mecanismos de los que Navarra Suma nuevamente se ha excluido porque Navarra Suma rehuye permanente la convivencia y abraza el conflicto, y así no se construyen sociedades que avancen en derechos y libertades". "Memoria, justicia y reparación, sí, que quede siempre claro, pero el avance en convivencia y paz debe ser nuestra máxima para cohesionar nuestra sociedad", ha dicho.