La Cámara foral modifica su plan de contingencia y reduce el aforo al 30%

La mayoría de los parlamentarios tendrán que intervenir por videoconferencia

14.10.2020 | 01:20
La letrada mayor del Parlamento, Silvia Domenech, junto al presidente, Unai Hualde, ayer. Foto: Patxi Cascante

pamplona – El Parlamento de Navarra ha acordado reducir el aforo de todas sus estancias al 30% para adoptar las cautelas precisas contra la transmisión de la covid, dentro del plan de contingencia que en principio estará en vigor hasta el día 26.

Estas reservas afectan a todos los actos organizados por el Parlamento, además de a la utilización de la biblioteca y a lo dispuesto en relación a la prestación del servicio de cafetería.

Las precauciones adoptadas afectan sobre todo a las sesiones plenarias, a las que a partir de este jueves sólo podrán asistir presencialmente los miembros de la Mesa, los que ejerzan de portavoces, la presidenta del Gobierno y un máximo de cinco consejeros, además de la letrada mayor y el letrado o letrada que le acompañe.

Los parlamentarios y parlamentarias que no puedan asistir presencialmente podrán formalizar la delegación de voto, dada la imposibilidad de celebrar, ya sea presencial o telemáticamente, plenos con los 50 representantes.

La reducción del aforo del Salón de Plenos alcanza también a los medios de comunicación (cámaras y fotoperiodistas), que deberán rotarse en su acceso al hemiciclo, donde permanecerán el tiempo mínimo indispensable.

comisiones A las sesiones de comisiones, cuando se celebren en el Salón de Plenos, asistirán presencialmente todos sus miembros, el letrado o letrada que les asista y el consejero o consejera compareciente, al que podrán acompañar un máximo de dos personas.

No obstante, los parlamentarios podrán intervenir por videoconferencia cuando se celebren con carácter mixto. De igual modo, podrán intervenir telemáticamente los consejeros y consejeras o sus acompañantes. En estos casos la votación se realizará de manera pública por llamamiento.

En todas las sesiones de carácter mixto la votación también se realizará de manera pública por llamamiento. En el caso de que un fallo técnico impida a un parlamentario o parlamentaria su participación por videoconferencia u otros sistemas técnicos adecuados, se suspenderá la sesión, a menos que el afectado manifieste su consentimiento para continuar.

Por todo ello y ante el requerimiento general del deber de colaboración, el Parlamento foral ha estimado oportuno proceder a la modificación del plan de contingencia aprobado el 12 de marzo.