Ridículo del PP: El Congreso rechaza con "perplejidad" la idea de revocar el acuerdo de investidura PSOE-PNV por afectar a Navarra

PSOE y Unidas Podemos recuerdan a los populares que el PNV esta presente en la Comunidad Foral e incluso forma parte del Gobierno a través de Geroa Bai

29.10.2020 | 18:02
Pedro Sánchez y Andoni Ortuzar, durante la firma de acuerdo de investidura el pasado diciembre.

El PSOE y Unidas Podemos han rechazado este jueves con "perplejidad" la proposición no de ley defendida por el PP en la Comisión de Política Territorial del Congreso que pretendía que el Gobierno "rectificara" la, a su juicio, "intolerable injerencia" en Navarra que supuso el acuerdo suscrito a finales de 2019 entre el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, por el que los nacionalistas vascos se comprometieron a apoyar la investidura del líder socialista.

En ese acuerdo, Sánchez y Ortuzar pactaron, entre otras cuestiones, traspasar en el periodo de seis meses las competencias de tráfico a Navarra y que los objetivos de déficit correspondientes a la CAV y Navarra, así como los criterios de reinversión del superávit de las entidades locales, se discutan de forma bilateral en las respectivas comisiones mixtas de Concierto.

En su iniciativa, los 'populares', a través de su diputado Carlos Rojas, han censurado que un presidente entonces en funciones y el líder de un partido político que dirige el Gobierno Vasco actuasen "con absoluto desprecio" hacia Navarra, acordando asuntos que corresponden "en exclusiva" a las instituciones forales.

Posiciones que han respaldado tanto en Vox como en Ciudadanos. Mientras los de Santiago Abascal sostienen que ese acuerdo evidencia que el PNV es un partido "recogenueces", los de Inés Arrimadas coinciden con el PP en que su contenido supone una injerencia "delirante".

PERPLEJIDAD

El resto de grupos parlamentarios ha acogido con perplejidad esta iniciativa del PP, al que han recordado no sólo la tradición del PNV en Navarra sino que actualmente forme parte del Gobierno de esa comunidad a través de Geroa Bai.

Así, el diputado del PSOE Santos Cerdán ha defendido como "legítimo" ese pacto entre socialistas y nacionalistas vascos, ha apuntado que su contenido coincide con reivindicaciones históricas del PSN y del Parlamento foral, donde han sido apoyadas por Unión del Pueblo Navarro (UPN) --socio electoral del PP--, y ha pedido a los 'populares' que abandonen las crispación política en lo que a Navarra se refiere.

"No doy crédito que se pueda presentar esto en forma de proposición no de ley", ha apuntado, por su parte, el representante de Unidas Podemos Pedro Antonio Honrubia, quien ha lamentado que el PP haga "perder el tiempo" así a los diputados, quien ha defendido la legitimidad del PNV para poder negociar con el Gobierno asuntos relativos a Navarra y quien ha subrayado la importancia de cumplir los pactos que se suscriben. "Los pactos obligan", ha resumido.

De su lado, el portavoz del PNV, Mikel Legarda, ha dedicado parte de su intervención a recordar que su partido es desde 1911 una opción política en Navarra, comunidad de cuyo Gobierno integra actualmente. "Por tanto, no debe extrañar que el PNV intente defender los intereses de Navarra", ha zanjado.

En la misma línea se han expresado el diputado del Partido Regionalista Cántabro (PRC), José María Mazón, y el diputado de Junts, Ferran Bel, quien ha cuestionado que el PP defienda que sean los navarros los que decidan sobre Navarra y no apliquen esta tesis en Cataluña.

VASCOS DE PRIMERA Y DE SEGUNDA EN FUNCION DEL IDIOMA

Además, el Congreso también ha tumbado en la misma sesión otra iniciativa de Vox con la que perseguían que el Ejecutivo hicieran todo lo que esté en su mano para garantizar el cumplimiento del artículo 3 de la Constitución en el País Vasco y, en consecuencia, el derecho de todos los vascos "a no ser discriminados" por usar el castellano en sus relaciones con las administraciones públicas.

Los de Santiago Abascal planteaban esta propuesta a raíz del decreto de noviembre de 2019 en el que el Gobierno vasco reconoce que entre sus objetivos está el de "normalizar y fomentar el uso del euskera en la administración local con el objetivo de convertirla en lengua de servicio y lengua de trabajo de uso normal y general en sus actividades".

Y es que sostienen que este decreto supone "favorecer" la eliminación del castellano de las comunicaciones entre las entidades locales y los administrados y "dividir" a los vascos en ciudadanos de primera y de segunda en función de la lengua que empleen, lo que, de facto, supone una vulneración de la Constitución.

RECURSO DEL PP ADMITIDO A TRAMITE

Tanto el PP como Ciudadanos han apoyado a grandes rasgos el espíritu de la iniciativa de los de Abascal. En el PP la diputada Beatriz Jiménez ha recordado que su partido tiene recurrido este decreto ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco --que ha sido admitido a trámite--, mientras que Ciudadanos ha alertado sobre el riesgo de que sean los nacionalistas vascos quienes decidan "dónde, cómo y cuándo" se puede utilizar el castellano en territorios con dos lenguas oficiales, como es el caso de Euskadi.

Por contra, en nombre del PSOE el diputado Patxi López ha justificado esta iniciativa de Vox en su rechazo a la diversidad lingüística, "una de las grandes riquezas del país", de una España, ha denunciado, que a los de Abascal le gustaría que fuera como la de "hace 80 años".

De su lado, el diputado de Unidas Podemos Pedro Antonio Honrubia ha acusado a Vox de usar la lengua como una forma de desplegar su "nacionalismo español rancio" para "atacar" a esas "naciones" del Estado que no les gustan, mientras que el PNV y Junts han mostrado su perplejidad por esta iniciativa y han dicho esperar a que los tribunales resuelvan sobre el decreto recurrido por el PP.