El Parlamento de Navarra advierte que las restricciones anticovid 'no dan el resultado esperado'

El Gobierno no ha descartado el confinamiento de población, aunque no sea una medida "deseable"

02.11.2020 | 12:20
Conversaciones en el atrio del Parlamento antes de la Mesa y junta de portavoces de este lunes.

La mayoría del Parlamento de Navarra ha coincidido este lunes en apuntar que las medidas adoptadas por el Gobierno de Navarra para frenar los contagios por coronavirus no están dando los resultados esperados.

Mientras que los socialistas ven un "frenazo" en la cifra de contagios con las últimas restricciones adoptadas, para Geroa Bai la respuesta obtenida con las mismas es solo "leve" y el resto ha constatado que no se ha conseguido doblegar la curva, incluso han sido un "fracaso" en opinión de Navarra Suma.

En todo caso el Gobierno cuenta con el apoyo de PSN, Geroa Bai, Podemos e I-E en las decisiones que adopte guiado por las autoridades sanitarias, por lo que no han descartado el confinamiento de población llegado el caso aunque no sea una medida deseable.

La cifra de nuevos positivos de covid-19 en Navarra volvió a repuntar el domingo hasta los 525, según datos provisionales facilitados por el Departamento de Salud que serán actualizados a lo largo del día. Se realizaron 4.505 pruebas PCR y test de antígenos, con una positividad del 11,7 %. Navarra encadena así desde el 21 de octubre 12 días sin bajar de los 400 contagios detectados. Hay que recordar que según las proyecciones estadísticas que maneja el propio Gobierno foral de ellos aproximadamente el 5 % acabará hospitalizado, el 0,5 % en una cama UCI y el 0,5 % fallecerá.

Asturias pide el confinamiento domiciliario


El Gobierno del Principado ha decretado este lunes el cierre de toda la actividad económica no esencial de la región, entre ella la hostelería. Así lo ha decididio el comité de seguimiento de la Covid-19 reunido esta mañana con una resolución que se publicará mañana y que entrará en vigor el miércoles.

Además el Gobierno asturiano pedirá el Ministerio de Sanidad que se apruebe un confinamiento domiciliario de 15 días. Esta es una de las principales medidas de calado para evitar las interacciones sociales y la movilidad entre los concejos asturianos dada la alta incidencia del coronavirus en la región.

Las reacciones de los portavoces


Para el portavoz de NA+, Javier Esparza, "es obvio que las medidas no están funcionando, ha sido un fracaso en toda regla la gestión, diga lo que diga el PSN", ha afirmado, y añadido que "la incidencia acumulada crece cada día desde el 8 de julio".
 
Pore so, ha dicho, "me apena que el Gobierno sea incapaz de hacer frente a la realidad", aunque no ha querido decir si procede  o no confinar a la población en sus casas porque "necesitamos datos" para tomar esa decisión "y no los tenemos" dada la "falta de transparencia" con que la su juicio actúa el Ejecutivo.
 
En el extremos contrario se ha situado el socialista Ramón Alzórriz, para quien es cierta "la tensión hospitalaria" pero también que, más allá del tiempo necesario para confirmar el efecto de las medidas, que la tomadas "han ayudado como mínimo a parar el aumento de contagios que sí está habiendo en otros lugares".
 
Ha defendido por ello que se mantengan las restricciones y apelado a la "responsabilidad y compromiso" de ciudadanía porque aunque las medidas tomadas "son duras" es necesario aplacar la curva y "evitar medidas perores que nadie quiere" aunque si se toman el PSN "apoyará" la decisión del Gobierno al compartir la finalidad de las mismas.
 
Para Geroa Bai, ha dicho Uxue Barkos, son las autoridades sanitarias las que deben siempre guiar la toma de decisiones y los demás "acompañar en esta difícil tarea" ya que "contener los contagios es una urgencia".
 
Y de hecho ha mostrado la " enorme preocupación" de su grupo parlamentario "por la gravedad de la situación en Navarra" debido al aumento de los contagios a pesar de las "medidas severas" que se han tomado y que "están dando al parecer una leve respuesta en los últimos tres días", por lo que ha insistido en el mensaje a la sociedad de que atiendan las mismas.
 
Adolfo Araiz, de EH Bildu, ha señalado que la lucha contra la pandemia es un asunto "complicado" en lo social y en lo político, aunque ha precisado que las ultimas medidas "no han dado los resultados esperados" y "habrá que hacer una reflexión".
 
Tras añadir que las competencias para confinar a la población son del Estado, ha apuntado que más allá de las "restricciones de derechos" se deben tomar otras medidas en el ámbito sanitario que afectan a Atención Primaria y a los recursos humanos disponibles "porque la situación no mejora y algún oro tipo de medida habrá que tomar".
 
"Si no somos conscientes de que las normas son para seguirlas, de que puedo dar la muerte a la persona que tengo al lado, si no somos conscientes de que los contagios no bajan, tengo entre mis previsiones ese confinamiento", ha asegurado Ainhoa Aznárez, de Podemos, quien así ha apelado a la ciudadanía para evitar medias más duras que las ya tomadas.
 
Por último Marisa de Simón, de I-E, ha visto "muy probable que puedan ampliarse 15 día más a partir del 4 de noviembre las restricciones a la movilidad y a las reuniones sociales porque todavía "es muy pronto" para notar sus efectos en los contagios y, en todo caso, ha destacado que su grupo "confía en las decisiones que tome el Gobierno".