Batzarre no renovará Izquierda-Ezkerra y apuesta por articular "una confluencia más amplia"

Insta a trabajar "ya" en un espacio de encuentro de las fuerzas de izquierdas e independientes para 2023

21.11.2020 | 12:51
Rueda de prensa de Baztarre este sábado en Pamplona.

La II Asamblea de Batzarre ha decidido no renovar para las elecciones de 2023 la coalición I-E, que forma junto con IU, porque a pesar de hacer un balance positivo de la misma cree necesario aposar por una confluencia más amplia de fuerzas progresistas y de izquierdas.

En este sentido, Edurne Elio, miembro de la nueva portavocía colegiada y de la coordinadora de Batzarre, ha comentado en conferencia de prensa que cuando se constituyó I-E lo hicieron "con el convencimiento de ser útiles para la justicia social" y los resultados electorales de 2011"nos dieron la razón" y los de 2015 "mejoraron" la posición de la izquierda, con 7 parlamentarios de Podemos y 2 de I-E. además de alcaldías y concejales.

Sin embargo en 2019 "la confluencia electoral con Podemos no fue posible y lo pagamos con un retroceso importantísimo", de 9 parlamentarios en conjunto a 3 y sin representación en el Ayuntamiento de Pamplona, ha precisado.

Y ha añadido que "con estos malos resultados" ya en mayo Batzarre abrió un periodo de reflexión que ha concluido con la decisión tomada por al II Asamblea de no renovar para 2023 la coalición I-E, "se ha cerrado el ciclo", y apostar por una confluencia "más amplia y ambiciosa".

Con este objetivo Elió ha destacado la necesidad de empezar a trabajar "desde ya en un espacio de encuentro de todas las fuerzas de izquierdas e independientes para 2023" y "dejar la puerta a abierta para la construcción a futuro de una única fuerza electoral", para lo que contactarán con IU, Podemos, Equo o Más País, entre otros partidos.

Se trata de crear una primera mesa de diálogo y encuentro con el propósito de lograr una mejor representación de las fuerzas progresistas y de izquierdas en favor de "mayor justicia social, pluralidad, paz y convivencia".

En este sentido, Íñigo Rudi, portavoz y miembro de la coordiandora también, ha añadido que en Batzarre "tenemos claros los errores de 2019 para no volverlos a cometer".

"Hay que trabajar con humildad, la máxima unidad posible y sobre iniciativas que en lugar a un trabajo sólido. No esperar al último momento para conformar un partido o una coalición electoral. Y en ello vamos aponer todo nuestro empeño" para "intentar ampliar esta iniciativa al máximo posible" y "volver a generar la ilusión de 2015, porque la gente está ahí", ha subrayado.

Antes Olga Risueño, elegida por la II Asamblea para los mismo cargos que los anteriores, todos ellos con un apoyo entorno al 95%, igual que los documentos aprobados, se ha referido a la ponencia política, que pone en valor los gobiernos progresistas constituidos en España y Navarra a pesar de no compartir decisiones fiscales ni que el primero siga sin derogar la reforma laboral y la ley mordaza, y el segundo rechace una banca publica y apueste por infraestructuras como el TAV.

Tras apuntar que la crisis ha puesto de manifiesto carencias y debilidades, Risueño ha señalado que los retos a futuro que marca el documento político pasan por una salida de la crisis "justa, social y solidaria" y por luchar contra el cambio climático.

Para conseguir el primero ha defendido la necesidad de reforzar derechos sociales, sanidad, educación o vivienda y por una igualdad de oportunidades real para las personas migrantes, mientras que el segundo reto pasa por políticas y planes eficaces para "una recuperación verde, digital e inclusiva".

El tercer eje de debate y trabajo abordará cuestiones como el feminismo, la violencia sexual, la prostitución, la gestación subrogada, la conciliación y la corresponsabilidad.