Geroa Bai urge al Gobierno foral a empezar las negociaciones para actualizar el convenio económico

El principal socio del Ejecutivo avisa de que Navarra podría salir perjudicada por las operaciones de deuda del Estado, por lo que insta a Chivite a llevar la iniciativa

12.01.2021 | 00:50
La portavoz de EH Bildu, Bakartxo Ruiz (i), ayer en el Parlamento con la portavoz de Geroa Bai, Uxue Barkos (d).

Lidiar con la pandemia de coronavirus, llevar a buen puerto el proceso de vacunación y combatir la crisis económica no van a ser los únicos retos del Gobierno foral para este 2021. El Ejecutivo también tiene que afrontar, desde ya, las conversaciones con el Estado para zanjar algunas transferencias pendientes –gestión del ingreso mínimo vital, sanidad penitenciaria y Tráfico– y, sobre todo, la negociación para actualizar el año base del quinquenio 2020-2024 del Convenio Económico. Un acuerdo clave en el autogobierno navarro, del que depende la cantidad de dinero que Navarra paga al Estado por las competencias no asumidas, y que ya acumula un año de retraso con respecto a la fecha en la que tendría que haber entrado en vigor. Razón por la que, este lunes, Uxue Barkos, la portavoz del principal socio del Gobierno, Geroa Bai, urgió a Chivite a ponerse al frente y priorizar esta negociación sobre otros asuntos.

Y no solo porque la aportación al Estado suponga, cada año, el desembolso de una importante cantidad de millones, que en este 2021 oscilará entre los 540 millones (los que calcula el Estado en sus Presupuestos recién aprobados) y los 560 que ha reservado la Hacienda Foral. También porque este año, en la negociación de la nueva cifra de aportación habrá que tener en cuenta la cantidad de operaciones de deuda que va a suscribir el Estado para hacer frente a la pandemia, y cuyo coste repercute en Navarra pese a que la Comunidad Foral tiene su propio circuito de deuda. Según Comptos, el 28% de todo lo que paga Navarra al Estado se va a pagar intereses de deuda. No es poca cosa.

la deuda del estado Así se entiende que Barkos hiciera una llamada de atención. "Es una cuestión de importante envergadura (...) El Gobierno ha emitido una buena cantidad de deuda, y tiene que saberse qué incidencia va a tener esto en los compromisos de Navarra con el Estado", comentó Barkos, que señaló directamente al peso de la deuda estatal para las arcas públicas. "Entendemos que el Gobierno debe acometer de manera pronta el inicio de estas negociaciones", remató.

Es algo que también compartió el portavoz del PSN, Ramón Alzórriz, jefe de la bancada del principal partido del Gobierno. Alzórriz trató de contextualizar las difíciles circunstancias que ha atravesado casi cualquier asunto en un año marcado por la pandemia. Pero concedió a Barkos que sí, que el Ejecutivo debe negociar el Convenio y que, para eso, antes los grupos que sustentan al gabinete de Chivite tienen que mantener un encuentro en el seno de la comisión coordinadora. "Tenemos que ver cómo se lleva adelante, compartimos eso, en eso no hay ningún problema", tranquilizó Alzórriz.

Y si bien el grueso de los trabajos está pendiente, lo cierto es que entre el Ministerio y el departamento de Elma Saiz hay contactos periódicos. Sí, la negociación acumula un año de retraso. Pero también con retraso se acometió la actualización del quinquenio 2015-2019, con un acuerdo en los últimos días de diciembre de 2017 que marcó el año base en 480 millones y propició la vuelta a Navarra de 215 millones por los sobrepagos a los que abocó UPN –que no renovó el quinquenio en 2014– en 2015 y 2016. Hay que tener en cuenta que el Convenio es algo que está estrechamente vinculado a los Presupuestos, que no ha tenido el Estado hasta las pasadas Navidades. Además, el mismo color de ambos ejecutivos augura sintonía a la hora de trabajar conjuntamente en un año con muchos frentes abiertos.

cifras

540,7

millones en los pge. Los Presupuestos Generales del Estado (PGE) recién aprobados esperan ingresar por el Convenio Económico 540,7 millones.

560

millones en la hacienda foral. Los Presupuestos Generales de Navarra consignan 560 millones para pagar el Convenio en 2021.

480

el último año base del quinquenio negociado. La última cifra de año base del quinquenio negociada, la correspondiente al ejercicio 2015-2019, se cerró en 480 millones, cien millones de ahorro con respecto a los gobiernos de UPN. Fue un éxito negociador del Gobierno de Barkos y del consejero de Hacienda, Mikel Aranburu. También entonces la fijación del año base se hizo con tres años de retraso sobre el vencimiento.

"Tenemos que negociar porque la deuda del Estado tendrá impacto en las arcas navarras"

uxue barkos

Portavoz de Geroa Bai

"Entre los grupos que sustentamos al Gobierno tendremos que reunirnos"

ramón alzórriz

Portavoz del PSN