Navarra Suma amenaza con descolgarse del apoyo a los ‘fondos UE’

Geroa Bai vuelve a recordar al Gobierno que habrá más deuda y que tendrá que revisarse el Convenio

11.03.2021 | 00:16

pamplona – Navarra Suma está aprovechando cada comparecencia relativa a los fondos europeos para reprochar al Gobierno falta de transparencia. Hasta el punto de que este miércoles el portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, amenazó con no acompañar al Ejecutivo foral en el camino que la presidenta Chivite dijo que debe hacer Navarra al unísono. "Es tiempo de caminar unidos", terminó Chivite su intervención. Pues bien, la respuesta que obtuvo por parte del primer partido de la oposición fue que "será imposible" que brinden su apoyo si el Gobierno sigue sin proporcionar toda la información sobre los fondos, y si sigue teniendo un actitud que la derecha cree que es de sumisión a Madrid.

Chivite se lo trató de explicar: el Gobierno está remitiendo la información de la que dispone. Pero la versión no convenció a Esparza: "Lidere y sea transparente. Diga la verdad. ¿Ni las fichas de los proyectos nos van a dar? (...) Así va a ser imposible tener nuestro apoyo". Fue la expresión más clara de que el Gobierno no tiene un apoyo unívoco en el Parlamento. Pero no fue la única fuerza que puso peros.

Geroa Bai, principal apoyo del PSN, puso el foco en otra realidad: parte de los fondos europeos serán a deuda de la Unión Europea, lo que tendrá un impacto en la deuda de los Estados y, por consiguiente, en las relaciones con las autonomías. "En esta Cámara oímos que no es deuda, pero claro que va a ser deuda, y esto impondrá unas condiciones nuevas con el Estado a través del Convenio Económico. Es importante que lo recordemos", puntualizó Barkos, que también instó al Gobierno a ponerse las pilas con los pertes, las declaraciones de planes tractores. "Otras comunidades ya están hablando de pertes, hay que saber cuál ha sido su defensa ante los Ministerios".

Adolfo Araiz, de EH Bildu, tampoco se mostró muy convencido. "Gracias por la poca información", arrancó, para preguntarse que "tendrá un sentido que todo esto sea a cuentagotas". "Habla de que hay que caminar juntos, pero la realidad es que la mayoría política de este Parlamento le reclama más información". Misma línea que mantuvieron tanto Mikel Buil, de Podemos, como Marisa de Simón (I-E). Buil trató de hacerle ver a la presidenta que es "comprensible" que la oposición, que tiene menos información que los partidos de Gobierno, dijo, "se hagan preguntas". Y De Simón entendió que si no se da más información es "porque no se tiene".

En su turno de réplica, Chivite reprochó a Esparza el tono. "Me sorprende el desconocimiento absoluto de quien aspira a gobernar", manifestó, para lamentar la falta de unidad. "No puedo entender que no haya partidos políticos que no estén en esto, y no se cómo lo van a explicar", lanzó, para reprochar al portavoz de Navarra Suma que parezca que, en ocasiones, "quiere que Navarra vaya mal". "Pero ya estaremos todos empujando para que eso no ocurra", zanjó.