Pánico entre los conservadores alemanes ante el fin de la era Merkel

Verdes y socialdemócratas se imponen a la CDU/CSU en Baden-Württemberg y Renania

16.03.2021 | 00:42
La canciller alemana y líder de la CDU Angela Merkel. Foto: Efe

Berlín – El bloque conservador alemán empezó a dar síntomas de pánico ante la posibilidad de que la era post-Merkel implique su paso a la oposición y de que una mayoría de centro-izquierda les releve tras las próximas elecciones generales.

Los comicios regionales del domingo en Baden-Württemberg (sur) y Renania Palatinado (oeste) dejaron a la Unión Cristianodemócrata (CDU) en mínimos en ambos Länder (estado federado), con el 24% y 27,7% de los votos, respectivamente, y plasmaron la viabilidad de la fórmula "semáforo" –verdes, socialdemócratas y liberales – a nivel federal. Esa es la alianza que gobernaba ya en Renania Palatinado, cuya líder, la socialdemócrata Malu Dreyer, ganó con un 35,7%.

En Baden Württemberg venció el verde Winfried Kretschmann, en el poder desde 2011; de su coalición actual con la CDU como socio menor podría pasar al semáforo.

La primera alerta saltó de la Unión Socialcristiana de Baviera (CSU). Su líder, Markus Söder, admitió que tras la derrota regional quedó claro que hay "una mayoría sin la Unión". "Los resultados del domingo fueron un duro golpe para la Unión", afirmó.

Especialmente doloroso fue el batacazo en el estado sureño, vecino industrial de Baviera y durante décadas bajo el dominio de la CDU. "El domingo marcó el camino para la nueva mayoría", proclamó el ministro de Finanzas y candidato del SPD en las generales, Olaf Scholz.

"El punto esencial para nosotros es la batalla climática", afirmó la copresidenta de los Verdes, Annalena Baerbock, a modo de preadvertencia a los liberales, representantes de los intereses del poder económico. "La hipótesis de otras mayorías no es nueva, no es motivo de alarma", afirmó el líder de la CDU, Armin Laschet.

el pulso entre centro y derecha Laschet rehuyó detallar el contenido de una conversación en la noche electoral con Merkel: "No comento nunca encuentros privados", dijo. Elegido como líder de la CDU en enero y sin haber consolidado su liderazgo, Laschet se vio confrontado la semana pasada con el escándalo del cobro de comisiones por negocios con mascarillas anti-covid.

Los tres diputados implicados –dos de la CDU y uno de la CSU– "están ya fuera del grupo parlamentario y del partido", explicó Laschet. Su ejecutiva aprobó un código anticorrupción, que implica la expulsión del partido y del escaño de todo infractor. El escándalo de las comisiones sacudió a la CDU en este arranque de un año electoral que culminará con las generales de septiembre, las primeras desde 2005 sin Merkel al frente del bloque conservador.

El otro gran problema para Laschet es el pulso entre su ala centrista y la derechista por la designación del candidato a las generales, algo que desde hace décadas consensúan la CDU y la CSU. La batalla está entre Laschet y Söder. Desde la CDU se asegura que la designación será tras la Semana Santa.

"La Unión entró en pánico, que es el gran enemigo a las decisiones equilibradas. Si gana Söder, perderán el centro político. Y subirán las opciones para el SPD", explica Hajo Funke, politólogo de la Universidad Libre de Berlín.

el miedo ante el semáforo La CDU/CSU sigue en primera posición en intención de voto –con un 31%–, seguida de Verdes y SPD –18 y 16%–. Esta ventaja se atribuye a la figura de Merkel, que sigue gozando de una gran valoración entre sus ciudadanos. Los pronósticos pueden cambiar cuando se clarifique la candidatura conservadora post-Merkel.

Hasta ahora, se consideraba que la opción más probable sería una alianza, inédita a escala federal, entre CDU/CSU y Verdes. La variante de un frente entre SPD, Verdes y La Izquierda parecía inviable por los abismos con ese tercer miembro.

La variante del tripartito SPD, Verdes y liberales parece más sólida, pese a los previsibles roces en materia medioambiental.

calendario electoral

Seis citas más. Las regionales en Baden-Württemberg y Renania-Palatinado inauguran una ronda electoral con seis citas en otros tantos Estados (incluido Berlín) y las federales al Bundestag, donde se decidirá el sucesor de Merkel, la canciller que durante 16 años al frente de la primera economía europea ha ejercido en cierto modo de líder de toda la Unión.

La siguiente cita con las urnas será el 6 de junio en Sajonia-Anhalt, mientras que las generales se celebrarán el 26 de septiembre junto a las regionales en Berlín, Mecklemburgo-Antepomerania y Turingia.

los verdes, sí o sí

Pactos con primeras listas. Los Verdes son el partido que mejores opciones tiene a estar en el primer gobierno federal post-Merkel, sea quien sea quien lo lidere. Se ratificaron como primera fuerza en el Land de Baden-Württemberg, con un 32,6% de los votos y las encuestas les suponen imprescindibles para formar gobierno.

Sin candidato. Los verdes definirán a su candidato tras la Semana Santa. Hace un año todo apuntaba a Robert Habeck, copresidente del partido, con un nivel de aprecio entre el ciudadano parecido al de Merkel; Baerbock ha escalado posiciones y, de ser la elegida, será la única mujer entre los candidatos de partidos con opciones a alcanzar la Cancillería.