UPN exige al Ministerio de Educación que controle los libros de texto de los niños navarros

El senador Alberto Catalán reclama vigilancia porque en la Comunidad Foral gobierna el PSOE

22.03.2021 | 19:09

El senador de UPN, Alberto Catalán, ha exigido al Ministerio de Educación que "controle el contenido de los libros de texto que se utilizan en los centros escolares y la enseñanza en castellano en las comunidades autónomas, especialmente en aquellas donde gobiernan partidos independentistas solos o con el PSOE".

En la comparecencia del secretario de Estado en la Comisión de Educación y Formación Profesional del Senado, Catalán ha defendido que el Ministerio de Educación "debe actuar directamente o a través de la inspección educativa ante los atropellos que se están generando al respecto".

"Es el propio ministerio el que participa en el programa de ayudas para la financiación de libros de texto y material educativo y el que debe garantizar el cumplimiento de los currículos oficiales y la legislación vigente", ha reivindicado.

Catalán ha recordado que "en Navarra se tuvo que excluir de dicho programa libros de texto que no cumplían el currículo oficial y que no respetaban la realidad institucional de Navarra, donde se incluían contenidos de Navarra en el contexto de Euskal Herria, contrariando la legalidad constitucional". "Lamentablemente, el gobierno de Barkos, en la legislatura siguiente, anuló la normativa que impedía la financiación de dichos libros", ha agregado.

Según ha indicado el senador regionalista, "el TSJN sentenció, que los libros descartados presentan contenidos referentes a la Comunidad foral totalmente distorsionadores de su realidad natural, histórica, jurídica, social, geográfica y política".

Y ha destacado que, en ese sentido, la sentencia manifiesta que "el término Euskal Herria distorsiona abiertamente la realidad fáctica y jurídica al hablar de un ente inexistente" y que es una "manifiesta, patente y flagrante vulneración de la CE y el Amejoramiento del Fuero".

En opinión de Catalán, "el Ministerio de Educación no puede lavarse las manos ante incumplimientos de la legalidad y de sentencias judiciales". Ha afirmado que desde UPN "enmendamos la LOMLOE para recuperar la necesaria autorización de los libros de texto por las Administraciones Públicas", pero ha lamentado que "el gobierno miró para otro lado".

Asimismo, el senador de UPN ha criticado también "el tratamiento del castellano en algunas comunidades autónomas". "Es inadmisible que no se cumpla la normativa por parte de las administraciones autonómicas y que el Ministerio no haga nada. Es su obligación y responsabilidad actuar y amparar los derechos de los alumnos y de las familias. Es inadmisible que no se cumpla la ley y que el Ministerio guarde un silencio cómplice. Basta ya de tanta dejadez", ha planteado.

En esta línea, Catalán ha hecho referencia a las sentencias del TSJ de Cataluña y del País Vasco, "donde se establece, por ejemplo, que el uso del español en las escuelas catalanas es residual y que se debe garantizar que todos los alumnos reciban sus clases en castellano y catalán; o casos en el País Vasco donde no se garantizaba la enseñanza en castellano en el centro que le asignaba el Gobierno vasco".

Para Catalán, "la obsesión del independentismo por imponer la lengua como instrumento de construcción nacional también lo padecemos en Navarra" .

LIBERTAD DE LOS PADRES.

Por otro lado, el senador regionalista también ha hecho referencia en la comparecencia a "la libertad de los padres a elegir la educación diferenciada para sus hijos" y ha puesto de manifiesto "las consecuencias que puede conllevar de acuerdo a la LOMLOE y que prohíbe su financiación pública".

Para Catalán, "la educación diferenciada es un método pedagógico más que debe ser respetado tal y como ha establecido el Tribunal Constitucional y como acontece en otros países occidentales". "Tienen derecho a ser concertados", ha defendido.

A este respecto, ha recordado una sentencia del Tribunal Constitucional donde se establece que "no constituye discriminación la admisión de alumnos y alumnas o la organización de la enseñanza diferenciadas por sexo, siempre que la enseñanza que impartan se desarrolle en condiciones de igualdad".

El senador de UPN ha remarcado que "en Navarra afecta a 4.500 alumnos, 2.500 familias y a 470 personas entre docentes y personal de administración y servicios". "Llevan décadas concertados y no genera ningún problema. Los padres eligen libremente dichos centros", ha incidido.

Finalmente, Catalán ha manifestado que "para UPN es fundamental respetar el derecho de los padres a elegir la educación que quieren para sus hijos y, sobre todo, destacar la libertad, algo esencial en un sistema democrático y en un estado de Derecho". "Rechazamos el sectarismo y la imposición ideológica y la hipocresía partidista del PSOE y PNV al tener posturas diferentes, una vez más, en Navarra y la Comunidad Autónoma Vasca. Como esta última semana se ha demostrado ante una moción de Bildu en ambos parlamentos", ha agregado.