La Corporación Pública Empresarial de Navarra (CPEN) cierra 2020 con un resultado negativo de 8,3 millones

La presidenta María Chivite destaca el papel del grupo como "palanca de desarrollo social y económico de Navarra"

29.03.2021 | 14:40
La consejera delegada de la Corporación, Elma Saiz; la Presidenta Chivite, y el consejero Mikel Irujo.

El Consejo de Administración de la Corporación Pública Empresarial de Navarra (CPEN) ha formulado este lunes el cierre de cuentas de 2020, que se saldó con unas pérdidas consolidadas de 8,3 millones, frente a las previsiones iniciales que auguraban una contracción de 16 millones.

El EBITDA agregado de las sociedades públicas dependientes de CPEN (resultado operativo de la actividad antes de impuestos y amortizaciones) ha presentado una cifras positivas de 1,2 millones lo que, en un año tan complejo, refuerza el equilibrio financiero del grupo y su solvencia. Hay que recordar, asimismo, que CPEN venía de presentar resultados positivos consolidados en los dos últimos ejercicios: 6,81 millones en 2019 y 2,39 en 2018.

Por su parte, CPEN y sus sociedades han reducido en 2020 su endeudamiento 26 millones de euros, lo que supone un 30,9%. La Corporación ha pasado de los 84 millones de deuda acumulada en 2019, a los 58 de 2020, una cifra muy ajustada respecto al volumen total de activos que ascienden a 841 millones de euros.

De las 16 sociedades que componen la Corporación, únicamente 4 de ellas han presentado EBITDA (cuenta bruta de resultados) negativos en 2020. Se trata de CNAI (aprendizaje de idiomas), INTIA (tecnología e infraestructura alimentaria), SODENA (avales e impulso al desarrollo empresarial) y NICDO (infraestructuras de deporte y ocio). Estas cuatro sociedades, en consonancia con el impacto COVID19 en sus sectores de actividad, han acusado el contexto general. Como se sabe, la práctica totalidad de las sociedades fueron designadas dentro de los servicios esenciales y, a pesar de las dificultades, han ejercido sus actividades ordinarias durante todo 2020. Muchas de ellas enfocan su actividad en sectores estratégicos para Navarra como agricultura, digitalización, medicina personalizada, inteligencia artificial o eventos culturales y ocio.

Palanca para la financiación y desarrollo

Concebidas para ser apoyo y palanca del desarrollo económico y social de Navarra, la Presidenta de Navarra, María Chivite que también preside CPEN, ha hecho hincapié en la importancia del sector público como complemento de la iniciativa privada, especialmente en un contexto de crisis generalizada. "SODENA e INTIA, ha afirmado Chivite, son claros ejemplos de la necesidad de que una región como es Navarra se dote de instrumentos que vehiculicen el desarrollo económico y la puesta en marcha de infraestructuras básicas para el crecimiento de la competitividad y la actividad del sector de agro-industria".

De cara a la reactivación económica, Navarra tiene que contar con todos los recursos instrumentales de que disponga, creando otros nuevos si fuera preciso, ha subrayado la Presidenta: "Ya conocen que es un objetivo fundamental de este Gobierno la reactivación económica. Para ello, ha continuado Chivite, contaremos con las herramientas ya existentes e incorporaremos nuevos instrumentos de financiación que permitan mayor amplitud y profundidad de las políticas, gracias a la coordinación de los departamentos de Desarrollo Económico y Empresarial y Economía y Hacienda", ha señalado.

Asimismo, la Presidenta ha vuelto a resaltar la importancia de una colaboración entre el sector público y el privado para la recuperación económica y social. "Hay que maximizar la inversión abriendo nuevas fuentes de financiación basándonos en la apuesta del Gobierno por su política financiera y de crédito público", ha concluido.