¿Está alicaído el Parlamento de Navarra? Razones para entender la bajada del interés informativo en la actividad de la Cámara foral

Políticos de distintas formaciones constatan una pérdida de eco en la actividad y analizan las causas de este paulatino desapego de la agenda

13.02.2022 | 20:05
Hemiciclo del Parlamento de Navarra

¿Ha perdido interés la actividad política en el Parlamento de Navarra? Viendo el ambiente alicaído de la Cámara, en una legislatura marcada por la covid, se diría que los plenos parecen adolecer del impacto de épocas pretéritas. Hablamos de este asunto con múltiples ramificaciones con seis portavoces (Alzórriz, Barkos, Esparza, Araiz, Aznárez y De Simón), con Unai Hualde, presidente de la Cámara, y con Maiorga Ramirez, el parlamentario más veterano.

Unai Hualde cree que el debate radica en buena parte en las prioridades de los medios de comunicación. Según el presidente de la Cámara, los temas del Partido Socialista en los plenos de control "son de dar mucho bombo a la acción de Gobierno de una manera triunfalista".

Cree que "Geroa Bai marca aquellos asuntos en los que le gustaría ser más ambicioso dentro de la lealtad de compartir un Gobierno", mientras las cuestiones de EH Bildu y Navarra Suma son "más de polémica". A su juicio, dada la composición de esta legislatura, "oposición frontal solo hay de Navarra Suma", grupo al que califica de "más cañero en los plenos de control y que mete temas de más salsa", en contraste con las preguntas de los "cinco grupos con distintos niveles de apoyo al Gobierno, que pueden no ser muy polémicas o de mucho impacto".

Hualde constata que tal vez por la pandemia, ha habido "menos salidas de tono" que la pasada legislatura. Destaca que hay leyes en debate sobre el cambio climático, la vivienda o los debates fiscales, que "quizás no llegan" en toda su profundidad, al igual que la "amplísima participación de agentes y colectivos sociales que acuden a la Cámara.

ESPARZA: "PREGUNTAS A MAYOR GLORIA DEL GOBIERNO"

El portavoz de Navarra Suma confiesa inicialmente no tener sensación de que el Parlamento haya perdido brío, pero a medida que analiza el asunto encuentra elementos que corroboran la sensación de que la vida de la Cámara ha perdido interés informativo.

El primer elemento que observa Esparza es el de una legislatura "total y absolutamente marcada por el covid, que lo absorbe todo, también la relevancia de la información, lo que ha marcado un antes y un después". En todo caso, el presidente de UPN, que se muestra dispuesto a revisar los tiempos de las intervenciones en "temas menores", pone de relieve la intensa actividad parlamentaria existente, que va incluso al alza. Esparza defiende que "solo hay un grupo haciendo oposición".

Destaca "la intensa actividad de control" de su formación y denuncia que por el lado del Gobierno hay temas que avanzan muy poco o se estancan por "sus dificultades para ponerse de acuerdo en cuestiones relevantes". El presidente de UPN considera que en la política navarra y española hay un "deterioro" de imagen y credibilidad, y critica que en los plenos de control "una buena parte de las preguntas que son a mayor gloria del Gobierno, que de interés tienen lo justo.

El interés normalmente está en nuestras preguntas, porque eso sí es control al Gobierno, y en alguna que hace algún grupo de apoyo que quiere marcar un poco su espacio". Lo mismo reprocha en las mociones, y cree que todo ello "hace menos viva" la vida parlamentaria. "Hay debates que sinceramente no sé si se debieran producir. Un teatrillo que creo que no aporta nada", concluye.

ALZÓRRIZ: "SIN ATENCIÓN MEDIÁTICA, FALTA ATENCIÓN SOCIAL"

El portavoz del PSN-PSOE detecta "una desafección política que viene de lejos". Culpa a "la bronca parlamentaria permanente", y a los medios por "amplificar más las peleas que los consensos y los acuerdos mayoritarios, no solo en esta legislatura, sino en cualquier otra".

Un fenómeno similar al del Congreso. Todo ello "hace que la gente prefiera centrarse en cuestiones que no le perturban tanto. Lo triste es que al final no se puede apreciar la importancia que tiene la política en la vida diaria de las personas, que es total". Para Alzórriz lo que "no tiene atención mediática carece de atención social". Lamenta que una parte importante del trabajo político no tenga repercusión en los medios "y por lo tanto, traslado a la población".

Como secretario de Organización del PSN-PSOE, que habla con cargos homónimos, dice que esta pérdida de eco también se da en otros parlamentos, lo que se traduce, dice, en una falta de implicación política generalizada en los municipios. Cree que los plenos se desarrollan de forma demasiado previsible y observa "una oportunidad de oro para reformar el formato" en aras de la agilidad e interés, aunque cree que en el fondo "nadie" quiere hacerlo.

BARKOS: "EL DEBATE ESTÁ SIENDO MUY PLANO"

Para la portavoz de Geroa Bai, "está siendo una legislatura anormalmente plana" en Navarra", si bien la coyuntura política estos días es "francamente convulsa". Barkos no considera que el Parlamento esté alicaído. "Está produciendo de manera muy intensa.

En el rigor de la pandemia, con la aprobación, en muchos casos por unanimidad, de decretos muy importantes. En otros, con aprobación desde la oposición de Navarra Suma con Bildu, de leyes muy importantes en la modificación de aspectos económicos relativos a la pandemia.

El diagnóstico de Barkos conecta con tres circunstancias. La primera, la pandemia, que ha hecho a los portavoces "remar en una dirección muy concreta". "De hecho, cuando Navarra Suma ha decidido tomar otro camino, creo que el grueso de los portavoces parlamentarios lo hemos afeado".

La portavoz de Geroa Bai también se apoya en el aforismo no news, good news. "Cuando el Gobierno se ha encontrado con un apoyo parlamentario que le ha dado estabilidad y que no ha buscado fisuras, sino acuerdos, el debate es plano, porque donde no hay noticia hay una buena noticia.

En este caso, la estabilidad institucional de Navarra, que cada uno de los actores y actrices debemos a la sociedad, y más en este momento". Finalmente Barkos observa "un momento de cierto divorcio de la ciudadanía con respecto a lo que la política aporta a su día a día. Aporta en todos los ámbitos, pero creo que en la ciudadanía en general estamos enormemente preocupados por los efectos de la pandemia, y no para otras cosas".

ARAIZ Y RAMIREZ: "EL PARLAMENTO TENÍA MAYOR ECO EN LA PRENSA"

Araiz llegó al Parlamento de Navarra por primera vez en 1991. "Antes el Parlamento tenía mayor eco en la prensa escrita y algo de televisión". Ahora, observa, la multiplicación de accesos informativos ha generado un punto de "saturación", "trivialización" y "denigración". Si bien "no hay que añorar los discursos de Castelar", ironiza. "Oratoriamente estarían muy bien construidos, pero Castelar no tenía Twitter", bromea.

Compañero en EH Bildu, Maiorga Ramirez, parlamentario más veterano, presente de forma ininterrumpida desde 2003, coincide con este diagnóstico. Ramirez constata que "la gran mayoría de los debates en el Parlamento tienen una trascendencia escasa en la opinión pública". Recuerda que en el año de su estreno, el Parlamento era un "hervidero de periodistas", y que los medios destinaban "bastante más espacio que actualmente" a cubrir los debates, especialmente en la prensa escrita.

Para Ramirez, las redes sociales han tenido una repercusión "positiva en la inmediatez", pero en muchos casos, dice, adolecen de profesionalidad, "profundidad y matices, por el telegrafismo que impera en las redes sociales". Por ello, reclama una reflexión sobre cómo devolver prestigio, reconocimiento e importancia a la política, buscando por de pronto un dinamismo en los debates. "Probablemente un pleno que dura ocho horas y aborda doce temas hay que modificarlo".

AZNÁREZ: "IGUAL NO HAY TANTO RUIDO"

Según esta parlamentaria, expresidenta de la Cámara, la pandemia mundial ha modificado la vida en el Parlamento, lo que redunda en que la ciudadanía "todavía vea más alejada a la institución". Para Aznárez, el "gran pacto de legislatura", con los apoyos directos o indirectos de EH Bildu, hace que "igual no haya tanto ruido o tanta teatralización" como en la legislatura previa.

"Estamos cinco grupos de seis casi casi cogobernando Navarra", afirma Aznárez, que también a apunta a "la forma de presidir un parlamento". Cree que la institución " ha dejado el empoderamiento que le intentamos dar en la anterior legislatura". Debido según ella a la pandemia y al "carácter" e "impronta" de la nueva presidencia.

DE SIMÓN: "HAY QUE RACIONALIZAR UN POQUITO LA ACTIVIDAD"

Para Marisa de Simón, la falta de pujanza informativa viene de lejos y va in crescendo. La portavoz de I-E destaca la intensa actividad parlamentaria, pero cree que ha contribuido a restar interés mediático.

Aboga por "racionalizar un poquito la actividad", si el recorte de tiempos afectase por igual a todas las formaciones. Según de Simón, "esta legislatura tenemos una derecha muy rabiosa, con una crítica continua muy destructiva bajo mi punto de vista, y un Gobierno que no está tan a la izquierda como la legislatura pasada, con Bildu e Izquierda-Ezkerra fuera del Ejecutivo, y un binomio entre el PSN y Geroa Bai compitiendo por quién lidera en el futuro".

Además, subraya las restricciones causadas por la pandemia, que "han afectado muchísimo al Parlamento", restando contacto físico entre los miembros de la Cámara.

noticias de noticiasdenavarra