Los socios del PSN ven precipitada su ley sobre el PAI y advierten de la inseguridad jurídica

Critican el acercamiento de los socialistas a UPN y piden retrasar la votación hasta que el Consejo de Navarra emita su informe jurídico

26.04.2022 | 11:33
Comparecencia para que el consejero Carlos Gimeno explique la propuesta para la estabilización del profesorado del PAI

La ley del PSN para estabilizar al profesorado PAI ha abierto una grieta en la mayoría que sostiene al Gobierno de Chivite. Todos los socios del Ejecutivo, salvo los socialistas, cuestionan la forma con la que está tramitando la ley, con urgencia y sin esperar al informe jurídico que está elaborando el Consejo de Navarra. Y alertan de la "inseguridad jurídica" que puede crear en futuras oposiciones la exigencia del conocimiento de lengua extranjera sin el aval del Estado.

"Es un absoluto despropósito lo que se está planteando", ha subrayado la portavoz de EH Bildu, Bakartxo Ruiz, que ha criticado que la ley se quiera tramitar "en 17 días y con la Semana Santa en medio". "Se está hurtando la posibilidad de un debate sosegado, de que los sindicatos puedan exponer su visión", ha criticado.

La comparecencia del consejero, Carlos Gimeno, ha mostrado así las discrepancias profundas que en esta materia mantienen el PSN y sus aliados. Tanto en el fondo de la ley, la creación de un nuevo cuerpo docente propio en la Administración foral con requisito de inglés, como por las formas, por la vía de urgencia y sin consenso social ni sindical. "Retiren la ley, lo que están haciendo es una aberración, una locura", ha advertido Marisa de Simón (Izquierda-Ezkerra).

Pero las reclamaciones no han sido atendidas por el consejero Carlos Giméno, que ha acusado tanto a las fuerzas políticas como a los sindicatos de estar en contra de los intereses laborales del profesorado. "Me cuesta entender que grupos políticos y sindicatos vayan contra un grupo profesional y contra la estabilización", ha señalado Gimeno.

Tensión entre socios y votación abierta


La comparecencia ha tenido momentos de tensión entre los dos principales socios del Gobierno, PSN y Geroa Bai. Y en especial entre el consejero y la portavoz de Geroa Bai, María Solana, que en la pasada legislatura ejerció de consejera con el propio Gimeno en la oposición, donde tuvo intervenciones especialmente duras.

El debate ha tenido así muchas referencias a la legislatura anterior. Solana ha recordado que su Gobierno también trató de estabilizar estas plazas y que el Ministerio, en manos del PSOE entonces también, expresamente lo impidió.

Solana ha criticado además que se quiera estabilizar las plantillas dando al inglés "estatus de lengua oficial o propia", y ha recordado que esta situación también la tuvieron que gestionar los gobiernos de UPN. "Cuando la pasada legislatura se nos acusaba de no sacar plazas en castellano era precisamente por esto", ha recordado la parlamentaria de Geroa Bai, haciendo alusión a la campaña que tanto UPN como el PSN hicieron en contra del Gobierno de Uxue Barkos acusándole de imponer el euskera.

Pero ni Gimeno ha convencido a sus socios ni los socios al consejero, así que la aprobación de la ley, que este jueves se votará en el Parlamento por la vía de urgencia y en lectura única, queda en manos de Navarra Suma, que sigue sin aclarar su voto.

Su portavoz en la materia, Pedro González, se ha mostrado partidario de estabilizar las plazas como garantía de "calidad" educativa, pero ha reclamado al Gobierno una apuesta clara que el programa PAI acabe convertido en un modelo educativo por sí mismo. "Esta ley debe ser un primer paso para transformar el PAI en un modelo", ha reclamado.

Gimeno ha sido prudente en esta cuestión, pero ha tendido la mano a Navarra Suma señalando que la voluntad del Gobierno avanzar hacia una estabilización del programa. "Antes de convertirlo en modelo hay que hacer otras cosas. No se puede hacer un modelo, por ejemplo, con interinos", ha apuntado el consejero. No obstante, Gimeno ha avanzado que su Gobierno trabaja ya en un decreto que va a regular el programa PAI con el objetivo principal de "atender a la diversidad".

Esta nueva normativa queda pendiente de lo que ocurra en la votación del jueves, todavía en aire. Antes en cualquier caso comparecerán en el Parlamento los sindicatos, que de forma mayoritaria se han mostrado en contra de la ley que han presentado el PSN y el Gobierno foral.

Al mismo tiempo de la comparecencia del consejero en la puerta del Parlamento los sindicatos LAB, Steilas, ELA y UGT se han concentrado bajo el lema 'Estabilización para todos y todas, sí, inseguridad jurídica, no'. Las centrales reivindican una "negociación real" para la "estabilización de todo el profesorado de la educación pública" y la retirada de la propuesta de estabilización del profesorado del PAI del trámite parlamentario por su "inseguridad jurídica" y por "discriminatoria.

noticias de noticiasdenavarra