El legado de Luka Brajnovic

Marc Marginedas, corresponsal de guerra secuestrado en Siria en 2013, recibe el Premio Luka Brajnovic 2019 de la Universidad de Navarra por la defensa de la dignidad y los valores humanos de libertad, tolerancia y solidaridad

08.02.2020 | 15:24
Ljerka Brajnovic, Charo Sádaba, Elica Brajnovic, Mercedes Montero, Olga Brajnovic y Angelino Zambrano (esposo de Ljerka).

premio luka Brajnovic

2019. Marc Marginedas. Periodista y experto en islamismo. Ha sido corresponsal en conflictos armados como la guerra civil de Argelia, Irak, Afganistán, Israel y Siria. También ha cubierto la Primavera árabe en Túnez y Libia. Durante su cobertura de la guerra siria , fue secuestrado en 2013 por el ISIS durante seis meses. Hoy trabaja para El Periódico de Catalunya como corresponsal en Moscú.

2017. Antonio López. Impulsor de la figura del director de comunicación corporativa.

2015. James Nachtwey. Fotoperiodista.

2010. Juan Pablo de Villanueva. Periodista.

2009. Missouri School of Journalism.

2006. Krzysztof Zanussi. Director y productor polaco de cine.

2005. Joaquín Navarro-Valls. Portavoz de la Santa Sede.

2004. Ettore Bernabei. Periodista italiano.

2003. José Javier Uranga. Periodista navarro.

2002. Organización Medios para la Paz de Colombia.

2001. Sinisa Glavasevic y Miguel Gil. Corresponsales de guerra.

2000. Antonio Fontán. Periodista y profesor.

1999. David Puttnam. Productor de cine británico.

1998. Violeta Chamorro. Ex presidenta de Nicaragua.

1997. Miguel Delibes. Escritor y periodista.

El circulo se cerró ayer en la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra cuando se reveló que Marc Marginedas, periodista, corresponsal de guerra y experto en islamismo, era elegido Premio Luka Brajnovic 2019, galardón que lleva el nombre del periodista, escritor y poeta croata, antiguo profesor de Marginedas.

El anunció se enmarcó en los actos de conmemoración del centenario del nacimiento de Brajnovic, maestro de más de 30 promociones de periodistas en el centro académico.

El periodista Marc Marginedas, nacido en Barcelona 1967, ha sido corresponsal en numerosos conflictos armados como la guerra civil de Argelia, Irak, Afganistán, Israel y Siria, la Primavera árabe en Túnez y Libia, etc. Durante su cobertura de la guerra siria sufrió el capitulo más duro de su carrera profesional, y también de su vida, cuando fue secuestrado en septiembre de 2013 por el ISIS durante seis meses.

Actualmente, Marginedas trabaja para El Periódico de Catalunya como corresponsal en Moscú, donde comenzó su rodaje profesional. Además del Premio Luka Brajnovic, ha sido merecedor de los galardones Vázquez Montalbán y Cirilo Rodríguez, y ha plasmado sus vivencias como corresponsal en el libro Periodismo en el campo de batalla: quince años tras el rastro de la yihad (2013).

Con motivo del centenario de la iniciativa, en esta edición el premiado fue propuesto por alumnos de la Facultad de Comunicación, que enviaron 116 nominaciones. Tras anunciar la elección del jurado presidido por Francisco Javier Pérez Latre y formado por los profesores Mónica Codina, Patricia Diego y Javier Marrodán, la decana, Charo Sádaba, subrayó que Marginedas "encarna los ideales del periodismo como testimonio y denuncia ante la injusticia y la violencia". "Su itinerario profesional ejemplifica el conocimiento, la formación y el servicio a la verdad -aún a riesgo de la vida- que configuran los ideales del premio Luka Brajnovic", agregó.

1919-2001

Luka Brajnovic

Respeto por la libertad

El homenaje dio comienzo con la inauguración del Aula Luka Brajnovic de la Facultad de Comunicación -antigua Aula 5-, mediante el descubrimiento de una placa conmemorativa. El evento, que contó también con la participación de la profesora Mercedes Montero y de Elica Brajnovic, hija del homenajeado, y al que asistieron cerca de un centenar de personas, finalizó con la apertura de una exposición sobre su vida y trayectoria profesional.

Elica Brajnovic, hija del homenajeado, trajo al presente algunos de los recuerdos con su padre. Rememoró su abrazo en la estación de Múnich, donde "aún olía a guerra y a carbonilla de los viejos convoyes", tras salir del campo de concentración. Elica, con solo 12 años, apretó la mano de aquel desconocido al que se presentó: "Mucho gusto, señor". "A partir de ese abrazo mi padre se hizo real", recordó.

En este sentido, destacó las grandes lecciones que su padre dejó como legado: el respeto por la libertad; la necesidad de ser agradecido; su rectitud de vida; su amor a la Verdad, con mayúsculas; y su pasión por la justicia. Elica, que asistió al acto junto a sus hermanas, Olga y Ljerka, concluyó refiriéndose a sus padres, Luka Brajnovic y Ana Tijan, como "dos gigantes que no se dejan vencer por el dolor. Un dolor acrisolado en la paz y la alegría".

Por su parte, la profesora Mercedes Montero aseguró que "en la época dorada de Hollywood se hubiera podido hacer con la vida de don Luka un auténtico peliculón". Pero, a su juicio, el periodista era mucho más que eso: "Su vida fue bella, verdadera y buena, y él heroico y santo. Ese es su verdadero perfil, su semblanza. La vida cotidiana sin teatralidad. La paciencia del tiempo es lo que hizo a don Luka vivir una existencia significativa, edificante, alegre".

maestro de 32 generaciones Luka Brajnovic orientó su actividad muy pronto al periodismo y siendo muy joven llegó a ser director del diario Hrvatska Straza. Fue perseguido y encarcelado por los fascistas de Mussolini primero, y por los comunistas de Tito después. Condenado a muerte, escapó y sufrió el exilio durante décadas, permaneciendo separado de su familia durante 12 largos años. Regresó a Zagreb, pero tras la llegada del comunismo al poder se exilió, primero a Austria y Roma, y después a Madrid y Pamplona. Allá se incorporó al recién creado Instituto de Periodismo de la Universidad de Navarra, donde fue profesor de 32 promociones de periodistas.

Lo último Lo más leído