La sentencia del caso Alsasua se espera para principios de marzo

Los tres magistrados de la Sala de Apelación de la AN ya han deliberado y tienen ahora que redactar el fallo

08.02.2020 | 20:13
Los condenados del caso Alsasua, en la AN.

PAMPLONa - La Sala de Apelación de la Audiencia Nacional dará a conocer a principios del mes de marzo la sentencia en la que resolverá los recursos que se presentaron a la condena inicial por la agresión a dos guardias civiles y sus parejas en Alsasua en las ferias de octubre de 2016. La decisión final permitirá dilucidar si los hechos son considerados como un acto terrorista. Los tres magistrados que conforman la Sala -José Ramón Navarro, Enrique López y Eloy Velasco- ya han tomado una decisión y acordaron la argumentación que expondrán en su resolución. Navarro, quien también es el presidente de la Audiencia Nacional, es el ponente de esta sentencia, la cual ya está en proceso de redacción, por lo que, según las fuentes consultadas, en unas dos semanas podría estar lista.

La sentencia, la definitiva de la Audiencia Nacional que ya sólo se podrá recurrir ante el Tribunal Supremo, dilucidará si la agresión ocurrida en Alsasua y por la que ocho jóvenes fueron detenidos y condenados en primera instancia fue un acto terrorista, como pide la Fiscalía, o si fue una mera pelea de bar en la que no se ha probado la culpabilidad de los acusados, como reclaman las defensas. Como tercera opción, el tribunal puede optar por dejar la sentencia como está y respaldar la resolución a la que llegaron los magistrados de la Sección Primera de la Sala de lo Penal, que fueron los que juzgaron los hechos el año pasado. Ello supondría unas penas altísimas de cárcel en una resolución sin apenas pruebas.

Según esa primera sentencia, Jokin Unamuno, Ohian Arnanz, Adur Ramírez, Julen Goicoechea, Jon Ander Cob, Iñaki Abad, Aratz Urrizola y Ainara Urquijo son culpables de la agresión a los guardias civiles y sus parejas, pero el tribunal no vio una estrategia terrorista en sus actos. Aún así, los jóvenes fueron condenados a entre 2 y 13 años de prisión al imponérseles las penas más altas por atentado a agentes de la autoridad, lesiones, desórdenes públicos y amenazas. - Europa Press