presidente de Medicus Mundi Internacional

Mediano: "La hepatitis mata más personas que el sida y la malaria juntas"

08.02.2020 | 20:24
El presidente de Medicus Mundi Internacional, Carlos Mediano.

PAMPLONA. El presidente de Medicus Mundi Internacional, Carlos Mediano, ha alertado de que el mayor problema de salud que hay en este momento a nivel global es la inequidad, pues la brecha sanitaria entre ricos y pobres es âcada vez más grande.

Así lo ha afirmado este miércoles en una sesión de trabajo parlamentaria, donde ha comparecido junto con el presidente de Médicos del Mundo en Navarra, Javier Cañada, para presentar, a petición de todos los grupos, un informe sobre salud en la cooperación al desarrollo y la acción humanitaria.

En la sesión, Mediano ha señalado que la salud mundial ha mejorado en los últimos años, pero no tanto como debería.

En este sentido, ha indicado que se ha mejorado mucho en la mortalidad por malaria pero que la Hepatitis, que nunca ha estado en el foco de la cooperación sanitaria, hoy mata más personas que el sida y la malaria juntas.

Pasa esto porque las políticas que se están planteando son políticas individuales, de lucha contra la enfermedad, no globales, ha explicado, tras indicar que prácticamente el 80 % de la cooperación sanitaria se destina a situaciones individuales, ya sean enfermedades o países, y no a lo global.

En cuanto a la recomendación de destinar el 0,7 % del PIB a cooperación al desarrollo, ha apuntado que âprácticamente solo 4 ó 5 países lo cumplen anualmente.

A nivel de cooperación en salud, ha subrayado que en 2017 bajó el número de donantes, aunque actualmente âla tendencia es hacia arriba, y que el conjunto de donantes destina más de un 12,5 % a salud.

Respecto a la acción humanitaria general, ha lamentado que en 2017 unos 136 millones de personas necesitaron ayuda en el mundo pero que Naciones Unidas solo consiguió el 60 % del dinero. Eso quiere decir que ha quedado un 40 % de gente con necesidades sin cubrir, ha denunciado.

Tras reivindicar que tiene que aumentar la acción humanitaria porque en 2017 las comunidades autónomas no han apostado por esta medida, ha recordado que España destina 54 millones de euros a este fin, una cantidad a su juicio totalmente ridícula.

Por su parte, el presidente de Médicos del Mundo Navarra, Javier Cañada, ha trasladado que el âfoco principal de la ayuda enviada por Navarra se destina al pueblo saharaui y a América Latina. âEn Navarra hay un incremento del peso porcentual a nivel del Estado, pero seguimos lejos del 10 % que son las recomendaciones internacionales, ha matizado.

En cuanto al dinero aportado por habitante, Navarra se encuentra en el tercer puesto, con casi 11 euros, aunque bastante lejos de Euskadi, que destina 24.

Por otro lado, Cañada ha anunciado que se está trabajando por solventar las deficiencias que hay actualmente en el acceso universal al sistema sanitario y ha advertido de las consecuencias de la privatización de los sistemas de salud.

De cada 4 euros que una familia destina a salud, uno de ellos sale de su bolsillo, ha alertado, tras lamentar que quien tiene dinero puede pagar y quien no, se va a quedar fuera.

Cañada ha pedido a los parlamentarios âque continúe ese camino emprendido de tener una visión de la salud global, con una cobertura sanitaria universal pues esto debe ser algo extendido a toda la població.

Pedimos un 10 % para ayuda humanitaria, y el mensaje principal que traemos es que sí venimos esta vez decepcionados por una oportunidad perdida, porque realmente nos hemos quedado ni siquiera a mitad de camino. Se habló de un 0,5% para cooperación, y de 4.000 millones andaríamos en unos 20, ha manifestado.

Tras lamentar que los datos de 2019 prevén un estancamiento en 8 millones, ha reconocido que en este aspecto han quedado tristes.