Unicef defiende la necesidad de una ley para la protección de la infancia

Representantes de la ONG desarrollaron la urgencia de la tramitación del anteproyecto de ley orgánica

08.02.2020 | 20:23
Almudena Olaguibel, responsable de Políticas en la Infancia de Unicef España, y Maider Gabilondo, coordinadora de Unicef Navarra.

pamplona - Una representación de Unicef Navarra y Unicef España defendió ayer en una sesión de trabajo de la Cámara Foral, a petición de la parlamentaria Tere Sáez, de Podemos-Ahal Dugu-Orain Bai, la urgencia y necesidad de que el Anteproyecto de Ley Orgánica de Protección Integral a la Infancia y la Adolescencia frente a la Violencia salga adelante.

Así, Almudena Olavide, responsable de Políticas en la Infancia de Unicef España, y Maider Gabilondo, coordinadora de Unicef Navarra, defendieron con datos la necesaria tramitación del anteproyecto que ahora mismo esta parado por las próximas elecciones en el Gobierno español. A pesar de ello, las representantes de la ONG se mostraron esperanzadas en que su petición pudiera ver la luz ya que los diferentes grupos políticos parecen estar de acuerdo en las líneas cruciales de dicha normativa.

Durante su intervención, la representante de Unicef Navarra arrojó varios datos acerca de la gran problemática. Entre ellas destacó que la mitad de los abusos sexuales a nivel estatal se dan sobre niños, niñas y adolescentes a pesar de que este grupo solo represente cerca del 15% de la población total. Estas cifras evidencian que existe una mayor prevalencia del delito en la infancia.

La responsable de Políticas en la Infancia de Unicef España resaltó que esta es "una ley de voluntad política que piden todos los partidos. Empezó con el Gobierno anterior, sigue con este y esperemos que siga con el nuevo panorama político. Y es que, como Olavide puso de manifiesto, "no solo responde a la necesidad de incorporar un sistema de protección contra la violencia infantil, sino también por la magnitud de este problema ha adquirido en España".

En 2018 se registraron 38.000 denuncias de delitos cometidos por abusos a niños, niñas y adolescentes, y otras 4.875 por malos tratos en el ámbito familiar a menores a nivel estatal. Haciendo alusión a estas cifras, Gabilondo subrayó que "no es malo que aumenten las notificaciones de abusos" ya que es un síntoma de que "se van implementado medidas para denunciar".

Las representantes de Unicef destacaron también el paso adelante que supuso la creación de Rumi (Registro Unificado de Maltrato Infantil) en 2010. Este registro recoge las notificaciones de maltrato confirmadas y sin confirmar en el ámbito intrafamiliar que se detectan en el ámbito de la salud, educación y servicios sociales.

En 2017 la entidad reunió el registro de 16.777 casos sospechosos de los cuales la mitad de estos se dieron en el ámbito familiar. Mientras, cuatro de cada diez menores perciben la escuela como un lugar no seguro, donde están expuestos a sufrir abusos físicos, emocionales o malos tratos.

Asimismo, según destacaron desde Unicef, la encuesta de Violencia sobre la Mujer de 2015 evidenció que en el 43,9% de los casos de malos tratos a mujeres por parte de sus parejas había menores presentes en el momento de los hechos.

Olavide y Gabilondo señalaron que "todos los datos apuntan que las instituciones deben estar alerta en el ámbito familiar y educativo. Hoy hay más garantías que en otras épocas, pero la aprobación de esta ley es necesaria para generar entornos donde sea muy difícil si no imposible abusar o maltratar un niño". Así, las representantes de Unicef entendieron que "atender a las víctimas es haber llegado demasiado tarde", de ahí la urgencia de esta ley.

De esta forma, pidieron a la Administración que ofrezca mecanismos para que los niños y niñas puedan comunicar lo que sufren ya que "muchos no son conscientes de que son agredidos". - Joana Lizarraga