El número de mujeres directivas se sitúa en el 30% en el Estado

08.02.2020 | 23:18
La socia de Grant Thornton, Aurora Sanz, ha confirmado que el número de mujeres en puestos directivos en España vuelve a crecer

El número de mujeres en puestos directivos en España ha aumentado tres puntos respecto al año pasado situándose en un 30%, lo que sitúa al país por encima del 28% que alcanza la Unión Europea y también del 29% a nivel global, según datos que recoge el informe 'Women In Business 2019: hacia un avance real' de la consultora Grant Thornton.

El informe ha sido presentado este jueves 7 de marzo en rueda de prensa en Madrid, donde la consultora ha explicado que la mujer ya ocupa al menos un puesto de mando en el 87% de compañías españolas de entre 20 y 500 empleados, una cifra que en 2012 se reducía al 67%, y que supone el mayor incremento desde 2015.

"Los resultados son muy positivos, pero la paridad está lejos de alcanzarse y esperamos que este aumento no sea una mera reacción al actual entorno social y veamos avances similares en los próximos años", ha explicado la socia de Grant Thornton, Isabel Perea.

Los datos del informe se han obtenido a partir de 4.900 entrevistas realizadas entre noviembre y de diciembre de 2018 a nivel global a directores generales, consejeros delegados, presidentes y demás altos cargos. En concreto, en España se han realizado 400 entrevistas entre enero y febrero de 2019 en España con el objetivo de poder realizar un análisis a nivel regional.

LA MATERNIDAD, LA PRINCIPAL BARERA DE DESARROLLO

Para lograr este avance, los directivos encuestados explican que han reforzado las políticas de diversidad de género en sus corporaciones. Entre las más importantes destacan el trabajo flexible (56%); el acceso igualitario a oportunidades laborales (44%) y la creación de una cultura de empresa más inclusiva y diversa (40%).

Sin embargo, la maternidad (49%), la falta de conciliación (47%) y una cultura dominada por hombres en su sector (47%) y en su propia empresa (45%) siguen siendo las principales barreras que frenan a la mujer en su desarrollo directivo.

En este sentido, la socia de Grant Thornton, Aurora Sanz, ha destacado que "las nuevas medidas públicas anunciadas sobre brecha salarial y ampliación del permiso de paternidad pueden ayudar a que la evolución positiva se afiance paulatinamente".

Aunque Perea ha apuntado que "solo el 18% de empresas estén formando a sus empleados para que eviten prejuicios de género o lo que se llama "parcialidad inconsciente", que provocan sesgos en la percepción de verdaderas situaciones de igualdad".

MADRID Y GALICIA SUPERAN LA MEDIA ESPAÑOLA

El informe también recoge un análisis para seis comunidades autónomas, en el que se observan datos desiguales entre las mismas. En este sentido, la Comunidad de Madrid vuelve a liderar como la región de España con más número de mujeres en puestos de mando dentro de sus empresas (un 32%) aunque baja un punto respecto al año pasado, seguida de Galicia con un 31% que, como Madrid, supera a la media nacional.

Por otro lado, Cataluña es la provincia que ha tenido un crecimiento más relevante respecto al año anterior, pasando de un 26% al 29%, mientras que Andalucía se estanca en el 24% y no aumenta en el último año.

Finalmente, aunque País Vasco aumenta un punto, del 21% al 22%, casi un tercio de las empresas vascas no incluyen todavía directivas en sus equipos y la Comunidad Valenciana experimenta el mayor retroceso, pasando de un 26% a un 22%.

MÁS DIVERSIDAD, MÁS RENTABILIDAD

El análisis también ha concluido que aplicando un "índice de diversidad" en materia de género, hay mayor probabilidad de crecer a ritmos superiores al 5%.

Así, solo una de cada tres empresas sin implicación ha crecido por encima de ese porcentaje. En cambio, el 52% de las empresas "moderadamente" implicadas ha aumentado sus ingresos por encima del 5%. Por último, el 1% de empresas del estudio con un compromiso alto en paridad han incrementado todas significativamente su rentabilidad en 2018.

"El coste de oportunidad de no apostar por equipos directivos mixtos, en términos de retorno sobre los activos, supone una pérdida de casi 580.000 millones de euros en los 35 países analizados. Una evidencia financiera que debe animar a que más empresas apuesten por la equidad de género en nuestro país", ha explicado Perea.

PLAN DE IGUALDAD

Poco más de un tercio de las empresas en España (37%) afirman disponer de un documento formalizado que establezca la paridad de género como un valor o principio de la organización y un 12%, han dado el paso de fijarse objetivos de paridad en su alta dirección.

En este sentido, Andalucía se sitúa como la región con más empresas que afirman disponer de este documento, con un 51%. Por el contrario, en Galicia, Comunidad Valenciana y Comunidad de Madrid, este tipo de compromisos escritos son menos habituales, limitándose a una cuarta parte de las empresas.

Sin embargo, y según el análisis desarrollado por Grant Thornton en el presente estudio, el paso básico de disponer de un adecuado Plan de Igualdad en la empresa se correlaciona con mejores resultados reales. De hecho, en aquellas empresas que cuentan con este tipo de políticas formales, las mujeres ocupan ya el 35% de los puestos directivos, cinco puntos por encima de la media general nacional, han explicado.

"Más allá de la obligación legal para las empresas de más de 250 trabajadores, que puede endurecerse legislativamente en los próximos meses, disponer de un Plan de Igualdad formal es una forma clara de institucionalizar el compromiso de la organización con la igualdad", ha comentado Sanz.

LOS EMPRESARIOS SE SIGUEN OPONIENDO A LAS CUOTAS

Por último, el estudio vuelve a preguntar a los empresarios si están de acuerdo o no con la imposición de cuotas obligatorias para impulsar la presencia de la mujer en la alta dirección y siete de cada diez --70% en desacuerdo frente a un 30%--vuelven a rechazarlas, lo que supone diez puntos menos que el año pasado (80%).

En este contexto, Perea ha recalcado que "el rechazo a los sistemas de cuotas se fundamenta sobre todo por una percepción de injusticia, y es que el 56% de las empresas españolas encuestadas creen que estas políticas no son justas". Aunque el informe también revela que, a pesar de no considerarlas justas, un 15% las contempla como necesarias.

Entre las compañías comprometidas con el impulso del liderazgo femenino, el informe recoge los casos de éxito de Banco Santander, Iberdrola, Caixabank, Merck, Caser Seguros, Alphabet, Natura Bissé y Boehringer Ingelheim, que explican cómo sus diferentes políticas les han permitido alcanzar en muchos casos la paridad efectiva en sus equipos directivos.