más de 35 voluntarios en el doblete

Cerca de 400 personas se suman al ‘domingo doblete’ de Aspace-Adacen

A pesar de la lluvia, la 2ª carrera y la 4ª marcha popular se dieron ayer cita por las calles de Pamplona

09.02.2020 | 09:40
Los chubasqueros y los paraguas fueron los más fieles aliados con la lluvia, que no cesó durante la carrera y la marcha.

A pesar de la lluvia, la segunda carrera y la cuarta marcha popular se dieron cita por las calles de la capital navarra.

pamplona - El diluvio con el que amaneció ayer Pamplona no fue impedimento para que cerca de 400 valientes se pusieran el chubasquero para participar en la segunda carrera y la cuarta marcha popular organizadas por la Asociaciones de Atención a las Personas con Parálisis Cerebral (Aspace) y la Asociación de Daño Cerebral de Navarra (Adacen).

El domingo doblete marcó el objetivo de recorrer 9 kilómetros (cuatro la carrera y cinco la marcha) por las calles de Iturrama, coincidiendo con las fiestas del barrio, demostrando así que "el mundo de la discapacidad se crece ante las dificultades y supera los problemas con buen humor", según señalaron desde la organización.

Así, la jornada arrancó a las 10.00 horas con la carrera para terminar con la cuarta marcha popular en el edificio Aspace de Iturrama, donde los participantes pudieron degustar de un pintxo del queso marca Aspace y bailar al ritmo de la charanga.

Un año más, el ambiente familiar y festivo fue el protagonista del evento solidario, cuyas recaudaciones irán destinadas a un proyecto diferente en cada entidad organizadora: Dame el arte de decidir, en el caso de Aspace Navarra, y Reaprender a vivir mi vida, por parte de Adacen.

A pesar de haber tenido mala suerte con el tiempo, los organizadores apuntaron que "estos problemas son algo impredecible, aunque no frenan a los participantes que han respondido tan bien como los años anteriores. Había apuntada más gente a la carrera de la que finalmente ha corrido, pero el ambiente ha sido estupendo y no podemos estar más contentos, teniendo en cuenta las adversidades que nos hemos encontrado", añadieron.

La logística del evento corrió este año a cargo de más de 35 voluntarios, tanto particulares como pertenecientes a empresas implicadas con la responsabilidad social corporativa. - J. Lizarraga