Sin pistas en el río Arga ni en el monte Ezkaba de la desaparecida

Los Bomberos concluyeron ayer el rastreo del río a su paso por Pamplona, hasta Barañáin

09.02.2020 | 12:47
Bomberos del Grupo de Rescate Acuático de Bomberos, en la presa de San Jorge ayer por la mañana.

Los Bomberos concluyeron este jueves el rastreo del río a su paso por Pamplona, hasta Barañáin.

PAMPLONA - El dispositivo que busca a la pamplonesa Gumersinda Montalvo Roldán, de 74 años, que se encuentra desaparecida desde el pasado lunes, concluyó ayer el rastreo del río Arga a su paso por Pamplona y del monte Ezkaba en su totalidad sin encontrar pistas sobre su paradero. Asimismo, se realizó una búsqueda urbana en Berriozar y Berriosuso sin resultados, mientras la Policía Foral investiga si la mujer pudo haber usado algún transporte público que la haya alejado de la capital navarra.

El operativo, coordinado por el Servicio de Bomberos, con participación de Policía Foral, Cruz Roja y DYA Navarra, reanudó ayer a primera hora las labores de búsqueda de la mujer, que sufre alzhéimer y que se encontraba en compañía de su perro de raza pastor vasco cuando desapareció. En ese momento la mujer, que es de complexión fuerte, mide 1,75 metros, tiene los ojos azules y el pelo blanco en melena, vestía pantalón de chándal negro, chaqueta gris y zapatillas marca Nike, con el símbolo de color rosa.

Con la ayuda del helicóptero, integrantes del Grupo de Rescate Técnico (GRT) de Bomberos completaron ayer el sobrevuelo del monte Ezkaba, por su cara norte y su cara sur, y asimismo se realizó una búsqueda por tierra en las principales pistas del monte. Por su parte, miembros del Grupo de Rescate Acuático (GRA) finalizaron la búsqueda en el tramo del río Arga a su paso por Pamplona -desde el parque de la Runa, hasta la presa de Landaben, en Barañáin- a bordo de una lancha neumática y también a pie por el propio cauce, aprovechando que el caudal está bajo.

GRABADA por cámaras El rastro de Gumersinda Montalvo se perdió el lunes por la tarde en las proximidades de la estación de ferrocarril de San Jorge, donde existen una grabación de una cámara de seguridad en la que aparece la mujer con su perro, aunque este se encuentra suelto, y otro vídeo en el que solamente aparece la mujer. La Policía Foral se encarga de las investigaciones y trata de dilucidar si pudo usar algún transporte público ese día.