El conductor que arrolló al ciclista fue interceptado a 11 km del lugar

De 78 años y vecino de Mezkiritz, condujo hasta Bizkarreta, donde le dio el alto la Policía Foral

09.02.2020 | 13:49
Localización del atropello mortal.

De 78 años y vecino de Mezkiritz, condujo hasta Bizkarreta, donde finalmente le dio el alto la Policía Foral

PAMPLONA - El conductor de 78 años, vecino de Mezkiritz, que arrolló mortalmente el martes a un ciclista en Agorreta, condujo unos 11 kilómetros tras el accidente hasta que fue interceptado por una patrulla de la Policía Foral a la altura de Bizkarreta-Gerendiain. Las investigaciones del Cuerpo autonómico indican que el hombre será imputado previsiblemente por un delito de homicidio por imprudencia grave, ya que todo apunta a que invadió el carril contrario por el que circulaba el fallecido, y por un delito de fuga o de abandono del lugar del accidente, por no haberse detenido tras el siniestro.

El accidente que acabó con la vida de Carlos Miranda Bretos, de 42 años y vecino de Mutilva, ocurrió sobre las 12.15 horas del martes en la carretera N-135 (Pamplona-Francia por Valcarlos). A la altura del kilómetro 23, por causas que investiga la Policía Foral, el turismo que conducía el hombre de 78 años en dirección a Francia habría invadido el carril contrario a la entrada en una curva por la que descendía el ciclista y, tras arrollarlo con la parte delantera izquierda, prosiguió su marcha hacia Mezkiritz sin detenerse.

Usuarios de la vía que observaron al ciclista accidentado y que vieron el turismo con evidentes daños materiales alertaron al centro de coordinación de SOS Navarra 112, que lo comunicó a la Policía Foral. Gracias a la colaboración ciudadana, agentes del Cuerpo autonómico pudieron dar el alto al conductor a la altura del concejo de Bizkarreta-Gerendiain, situado en el kilómetro 34 de la misma carretera N-135.

Al ser interceptado por los agentes de la Policía Foral, el hombre adujo que no se había percatado del choque a pesar de que la luna delantera de su turismo presentaba importantes daños como consecuencia del impacto del ciclista. Previsiblemente será imputado por un delito de homicidio por imprudencia grave, penado con de uno a cuatro años de prisión, y por el nuevo delito de fuga o abandono del lugar del siniestro, que castiga supuestos como el ocurrido en Agorreta con entre seis meses y cuatro años de cárcel.