“Yo quise volver a Navarra, pero fue imposible encontrar un trabajo”

Alejandra Piñera estudió Periodismo en la UN y un máster de gestión de asuntos públicos en Reino Unido

09.02.2020 | 14:37
Alejandra Piñera.

pamplona - Alejandra Piñera vino a la Comunidad Foral desde Asturias para estudiar Periodismo en la Universidad de Navarra. Tras finalizar la carrera, comenzó los estudios de doctorado en el marco de la gestión de los asuntos públicos en el 2009. Por exigencias de Bolonia, los nuevos doctorados debían ser internacionales para lo que era necesario realizar una estancia de investigación de al menos 6 meses en el extranjero. Ante la falta de becas para este tipo de estancias, optó por solicitar las Becas Navarra pues le permitía especializarse en su campo de estudio a la vez que cumplir con el requisito internacional del doctorado.

A su vuelta, finalizó los estudios de doctorado trabajando dos años en la universidad. No obstante, el requisito de la beca era que trabajase cuatro años en Navarra tras realizar el máster, por lo que todavía le quedaban dos: "Quise volver a Navarra, pero fue imposible encontrar un trabajo. Puedo demostrar que estuve buscando puestos de empleo durante mucho tiempo sin éxito", explica Alejandra. En su caso, la beca recibida para el máster que cursó en Reino Unido ascendía a 24.000 euros y ya lleva acumulados otros 6.000 de intereses. En total, 30.000 euros que ahora tiene que devolver a la Hacienda Foral.

"Se suponía que en las bases de la beca venía recogido que teníamos que trabajar en un puesto acorde al máster que habíamos realizado. Yo sabía lo que firmaba, pero no que estar sobrecualificada me iba a impedir encontrar un trabajo en Navarra", denuncia.

Al final, Alejandra se mudó a San Sebastián para trabajar en marketing y comunicación en una empresa de servicios informáticos. Durante ese mismo año trabajó para la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), como docente y autora de diversas asignaturas relacionadas con su campo de investigación. "El alumnado supera los 30.000 alumnos, de los que el 80% proceden de España, también de Navarra, pero no me lo admiten como un puesto estratégico para la comunidad", señala.

Por motivos personales, en 2017 volvió a Asturias, donde trabaja como consultora de sistemas y asesora en comunicación. En diciembre de 2018 recibió una carta del Gobierno de Navarra solicitando el reintegro de la beca al no haber cumplido los requisitos sin admitir las alegaciones de búsqueda de empleo y los años trabajados en la UNIR. - U.Y.