La Policía busca al autor del crimen de Xàtiva en el entorno de la víctima

Los investigadores no trabajan en la línea de un posible ajuste de cuentas

09.02.2020 | 14:44

valencia - La Policía Nacional investiga en el entorno de la mujer de 36 años cuyo cuerpo apareció este martes con heridas de arma blanca en el cuello, en la localidad valenciana de Xàtiva, la posible autoría del crimen, tras descartar la posible implicación de su compañero sentimental, que fue quien halló el cadáver al regresar del trabajo.

El delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana en funciones, Juan Carlos Fulgencio, informó de que la Policía ha recogido numerosos vestigios que serán procesados y que permitirán investigar la posible implicación de quienes hayan estado en la vivienda donde se produjo el crimen.

El cadáver de la mujer, Isabel Elena Raducanu, de nacionalidad rumana y que estaba embarazada, fue encontrado alrededor de las 16.00 horas de este martes por su pareja, un hombre de nacionalidad española, cuando regresó a casa después del trabajo.

Este hombre está colaborando desde el primer momento con los investigadores, que hasta el momento no han realizado ninguna detención, según fuentes policiales.

El delegado del Gobierno aseguró a preguntas de los periodistas que estos crímenes violentos "siempre acaban teniendo algo de pasional", bien relacionado con el momento actual o con una etapa anterior, y en este caso está claro que hay "una cierta actitud redundante en el ataque".

conocidos habituales En este sentido, aclaró que los investigadores no están trabajando en la línea de un ajuste de cuentas, sino que investigan al entorno de la víctima y los conocidos habituales que frecuentaban la vivienda.

La pareja de la mujer declaró a los agentes que la asesinada ejercía la prostitución, un extremo que no era conocido por los vecinos de la víctima. Una de sus vecinas, Rosa Moreno Fernández, explicó ayer que escuchó una discusión en el domicilio donde vivía la víctima alrededor de una hora antes de que se encontrase su cuerpo sin vida.

Preguntada por si conocía el hecho de que la fallecida ejercía la prostitución, esta vecina respondió que no y que tampoco había observado entrar al edificio a ninguna persona que no fuese vecino.

Representantes políticos del Ayuntamiento de Xàtiva y vecinos se concentraron ayer ante el consistorio y guardaron un minuto de silencio para condenar esta muerte.

El consistorio decretó un día de luto, suspendió todos los actos institucionales y ayer se reunió la junta de portavoces del Gobierno local que acordó una declaración institucional en la que el ayuntamiento muestra su "repulsa" a estos hechos y reclama la unidad de los vecinos en el duelo.

"Tenemos que seguir trabajando por las políticas contra la violencia que sufren las mujeres y seguir luchando desde las administraciones" contra esta lacra, manifestó el alcalde de Xàtiva, Roger Cerdà, en declaraciones a los periodistas.

la puerta, sin forzar Sobre los hechos, Cerdà manifestó que la Policía Nacional mantiene abiertas las investigaciones, e instó a "dejar trabajar" a este cuerpo de seguridad para averiguar los motivos de esta muerte y quién es el autor.

"En principio se está investigando en el entorno cercano de la víctima", añadió el alcalde, quien manifestó que "es cierto que la puerta no está forzada, por lo que parece ser que el acceso fue facilitado por la propia víctima".

Cerdà indicó asimismo que desconocen si la mujer tenía familia en Xàtiva, sólo que tenía una pareja y estaba embarazada, y "su pareja es la persona más cercana".

El Ayuntamiento de Xàtiva hizo pública una declaración institucional en la que lamenta este hecho "execrable, que ha sumido en la más profunda consternación a la localidad" y animó a los vecinos a seguir esforzándose "en la línea de trabajo que desató a las mujeres de la tutela machista". - Efe

el detalle

La mujer asesinada tenía otra hija mayor. La mujer asesinada en Xátiva y que se encontraba embarazada, tenía otra hija mayor. Una amiga en redes lamentó ayer lo sucedido y prometió que encontrarán a su asesino a la vez que aseguró que se encargará de que a su hija mayor no le falte nada. Isabell Elena Raducanu estaba a punto de darle una hermana a su hija. Estaba embarazada de seis meses de una niña.