De jugar a las tabas y a las canicas en la calle a los videojuegos desde el sofá

Antes, se excluía a las mujeres de los deportes y, ahora, cada vez se fomentan más las disciplinas femeninas

09.02.2020 | 17:16
De jugar a las tabas y a las canicas en la calle a los videojuegos desde el sofá

pamplona - El ocio y el tiempo libre fue uno de los temas que se trataron en los encuentros entre los jóvenes y los mayores. Los adolescentes pudieron conocer juegos de los que nunca habían oído hablar y mostraron a los mayores las diferentes variantes de entretenimiento que ofrece la tecnología.

antes Una de las cosas que más destacaron fue la segregación por sexo que se hacía en algunos deportes. Así, el fútbol, la pelota o el baloncesto estaban ligados a los varones, tan solo en el tenis se veían mujeres. Esta división era más visible en las ciudades, ya que en el ámbito rural había más espacios mixtos.

En cuanto a los juegos, el bote-bote, el katuzil, la comba, las tabas y las canicas eran las actividades más realizadas con las que los niños se conocían unos a otros en unos años en los que no existía la oferta cultural y de entretenimiento que hay en la actualidad.

Por otra parte, los mayores señalaban que no había actividades extraescolares por lo que se juntaban en algún jardín del pueblo para jugaban a fútbol, croquet o cualquier otro deporte. En casa, jugaban al parchís, ajedrez, cartas ose entretenían confeccionando collares de margaritas. Además, muchos de los juguetes que tenían estaban fabricados en casa con materiales improvisados.

ahora Los jóvenes de ahora han crecido jugando a la Nintendo con sus amigos y con la Play Station o la Xbox junto a la televisión de su casa. Aunque todavía no se han perdido juegos como el parchís, el ajedrez o las canicas, la tecnología les ha comido mucho terreno. No obstante, de lo que se alegran los jóvenes es de que ahora no hay ningún problema en realizar actividades mixtas y cada vez se le da más importancia al deporte femenino. - U.Y.