Las residencias de mayores podrán ampliarse con apartamentos y prestar servicios a pisos tutelados

Santo Domingo de Estella, impulsora de la nueva normativa, levanta pequeños chalets en su recinto

09.02.2020 | 22:49
Residencia de personas mayores Santo Domingo de Estella, primera que construye apartamentos adyacentes.

Santo Domingo de Estella, impulsora de la nueva normativa, levanta pequeños chalets en su recinto.

pamplona - Las residencias para la tercera edad de Navarra podrán ampliar su oferta de servicios e instalaciones con viviendas o apartamentos de nueva planta construidos en sus recintos. El Gobierno de Navarra, por orden foral del consejero de Derechos Sociales en funciones, Miguel Laparra, ha aprobado el marco normativo que posibilitará también a estas residencias ampliar sus prestaciones a apartamentos tutelados u otro tipo de recursos residenciales, como pisos tutelados o comunitarios, para personas mayores que mantienen autonomía y que estén vinculados a las residencias.

Hasta la fecha, este marco normativo es de aplicación en Navarra en servicios como las residencias y pisos tutelados para personas con problemas de salud mental, pero no existía en el ámbito de las residencias de la tercera edad. La iniciativa parte tras la solicitud planteada por la residencia de ancianos Santo Domingo de Estella que, de hecho, ya está construyendo pequeños chalets prefabricados en sus inmediaciones. Se trata de apartamentos dirigidos a personas mayores pero que conservan grado suficiente de autonomía para poder vivir de manera independiente y que recibirán toda la atención desde la propia residencia.

El Boletín Oficial de Navarra (BON) publicó ayer la orden foral que recoge el marco normativo correspondiente. Recuerda la orden foral que Navarra tiene competencia en materia de asistencia social, según la ley del Amejoramiento y que son competencia del Gobierno de Navarra también, por la ley foral de Servicios Sociales, las funciones de registro, autorización, y homologación de los servicios sociales, así como las de inspección, control y sanciones.

Explica la justificación de la normativa que el aumento de la dependencia, asociada al progresivo envejecimiento de la población, "lleva a una creciente demanda de servicios, que cada vez deben orientarse a los estilos de vida y preferencias de las personas que los van a recibir, ofreciendo oportunidades para alcanzar un final de la vida acorde con las necesidades y elecciones de las personas".

experiencia en europa y ccaa Considera el Departamento de Derechos Sociales que para ello "es importante diversificar las formas de respuesta, con experiencias que ya están en funcionamiento en otros países de Europa y en otras CCAA, como apartamentos tutelados, viviendas comunitarias, miniresidencias, viviendas con apoyo, etc, y ofrecer apoyos continuados en el tiempo y adaptados a las necesidades cambiantes y a los deseos de las personas".

Hasta ahora Navarra carece de regulación para facilitar estos nuevos servicios a las residencias, por lo que era necesario dotar de cobertura legal específica, "para proporcionar alojamiento de forma temporal o definitiva a personas mayores que deseen residir en entornos que les proporcionen apoyos suficientes, de una manera flexible, en recursos lo más parecidos a un vivienda y que les permita mantener su independencia y auto organización", indica la orden foral.

noticias de noticiasdenavarra