Los bomberos extinguen un incendio que quema dos hectáreas y media en Lokiz

La frondosidad y altura del lugar provocó que los trabajadores accediesen a pie

09.02.2020 | 22:55
Imagen del incendio desde uno de los helicópteros desplazados.

PAMPLONA - Los Bomberos de Navarra extinguieron ayer el fuego de un incendio forestal producido en lo alto de la sierra de Lokiz, en Eulate, que quemó dos hectáreas y media de bosque. La frondosidad y la altura del lugar donde se encontraban árboles ardiendo imposibilitaron el acceso en un camión o en cualquier otro tipo de vehículo terrestre, por lo que los bomberos de Estella tuvieron que desplazase a pie hasta la ubicación del fuego y utilizar herramientas manuales.

El incendio se originó sobre las 14.00 horas y el Servicio de Emergencias del Gobierno de Navarra envió hasta el lugar al equipo de bomberos de Lizarra mencionado y dos Brigadas de Refuerzo en Incendios Forestales de Cordovilla con sus respectivos helicópteros, a los que se les sumó el avión Azor, con salida desde el aeropuerto de Noáin.

Para cuando los servicios aéreos llegaron, los bomberos de Estella ya tenían el fuego controlado, por lo que el resto del trabajo consistió en labores de remate y enfriamiento de las zonas calientes para la extinción definitiva del fuego, que se dio por finalizada hacia las 20.00 horas. Los bomberos apuntaron a un rayo como posible causa del incendio.

FUEGO EN UNA CASETA DE LODOSA Además, los Bomberos de Lodosa tuvieron que emplearse ayer en la extinción de un incendio en el interior de una caseta junto a una casa de campo de esta misma localidad navarra.

La principal peligrosidad residía en que el lugar, con herramientas de trabajo, guardaba en su interior bombonas de butano que estuvieron expuestas a altas temperaturas, acentuadas con el fuego.

No obstante, el equipo de bomberos desplazado hasta el lugar ventiló el habitáculo e instaló una línea de agua para refrigerar las bombonas de butano. Finalmente, no hubo que lamentar ningún daño personal ni material más allá del provocado por el incendio en el interior de la caseta.