La nave ‘Soyuz’, con el androide ‘Fiódor’, volverá a intentar mañana el acoplamiento a la EEI

La maniobra falló ayer en su primer intento al dejar de avanzar repentinamente a 60 metros de su objetivo

10.02.2020 | 01:12

moscú - La nave Soyuz MS-14, con el androide ruso Fiódor como único tripulante, repetirá mañana la maniobra de acoplamiento a la Estación Espacial Internacional (EEI) después de no haber podido completarla ayer debido a un fallo técnico, según informaron Roscosmos y la NASA.

"La repetición del acoplamiento será el lunes, día 26, por la mañana. Skybot (Fiódor) se encuentra bien. Está supervisando la situación desde la nave", informó en Facebook Vladímir Ustimenko, portavoz de la agencia espacial rusa, Roscosmos.

La Soyuz, que despegó el 22 de agosto del cosmódromo de Baikonur (Kazajistán), debería haberse enganchado de manera automática a la plataforma orbital ayer a las 08.30 (05.30 GMT).

En las imágenes en directo se pudo ver cómo la nave rusa iniciaba la aproximación a la EEI, pero dejó de avanzar repentinamente cuando se encontraba a unos 60 metros de su objetivo.

"Todo iba bien hasta una distancia de 200 metros. A partir de ahí se produjeron unas oscilaciones nunca antes detectadas (en la Soyuz) y ya en la fase de enganche entendimos que no lograríamos acoplarla en régimen automático", explicó Vladímir Soloviov, jefe de misiones de vuelo del segmento ruso, a la prensa local.

Con todo, el problema no está en la Soyuz, sino en la estación espacial, donde se produjo un fallo en el sistema de acoplamiento Kurs, de fabricación rusa, que fue lo que impidió estabilizar la Soyuz y llevar a buen puerto la maniobra, según confirmó también la NASA.

Soloviov destacó que el problema es "subsanable", pero también admitió que muy probablemente la pieza averiada tenga que ser reemplazada por la tripulación de la estación, integrada ahora por los rusos Alexéi Ovchinin y Alexandr Skvortsov, los estadounidenses Andrew Morgan, Nick Hague y Christina Koch, y el astronauta italiano de la Agencia Espacial Europea (ESA) Luca Parmitano.

"Tenemos una tripulación bien preparada. Hemos hablado con ellos y saben lo que hay que hacer", apuntó.

Para garantizar la seguridad de la EEI y de la propia nave, la Soyuz fue alejada unos 300 metros, su órbita reorientada y ahora se encuentra en estado de espera. - Efe

noticias de noticiasdenavarra