Tres incendios en una jornada de alto riesgo en Navarra

Las llamas prendieron en espacios con vegetación de Lezáun y Tudela, y en las dos cunetas de la PA-30, a la altura de Gorráiz

10.02.2020 | 01:23
Los operarios enfrían la zona quemada en Lezáun una vez controlado el incendio.

pamplona - Navarra registró tres fuegos durante el día de ayer, una jornada calificada como de alto riesgo de incendios forestales en la práctica totalidad de su geografía por parte del Ministerio de Transición Ecológica del Gobierno central, debido a las condiciones climatológicas. Las llamas prendieron en espacios con vegetación correspondientes a los términos municipales de Lezáun y Tudela, zonas de riesgo extremo de incendios; y en las cunetas de ambos lados del punto kilométrico 7 de la carretera PA-30, a la altura de Gorraiz, zona de riesgo muy alto de incendios.

El de mayor importancia en cuanto a la magnitud del espacio quemado fue el de Lezáun. El fuego se produjo en su término municipal, pero en un bosque alejado del pueblo. Se trata de una zona de encinas conocida como Alto de la Planilla. Los árboles comenzaron a arder y, sobre las 14.00 horas, el Servicio de Emergencias del Gobierno de Navarra tuvo conocimiento del suceso y puso en marcha un dispositivo compuesto por bomberos de Estella y Cordovilla, la Brigada de Rescate e Intervención Forestal (Brif) y el Guarderío Forestal, además de dos helicópteros y una avioneta.

Los equipos que acudieron lograron controlar el incendio en menos de dos horas, tras las que iniciaron las labores de enfriamiento del espacio quemado y prevención de una posible reactivación del fuego.

Por otra parte, el incendio de Gorraiz se produjo a la tarde, cuando, según explicaron fuentes del Ejecutivo foral, una chispa de una soldadura que se estaba llevando a cabo junto a la PA-30 alcanzó las plantas de una de las cunetas. A continuación, estas prendieron y el viento trasladó el fuego hasta el extremo contrario de la vía, originando pequeños incendios en sus dos lados.

Hasta el lugar se desplazó una patrulla de la Guardia Civil debido a que la circulación se vio afectada por el humo. Los agentes decidieron desalojar el cercano polideportivo del valle de Egüés y las piscinas durante 40 minutos por cautela ante hipotéticas intoxicaciones. A las 16.45 horas la situación estaba controlada.

El último de los incendios se produjo en un ribazo con abundante vegetación del barrio tudelano de la Azucarera, concretamente en las tierras de Mosquera. En la ciudad ribera ardieron 100 metros de cañas hasta que fueron sofocadas por bomberos de Tudela. - M.U.O.