“No es asumible que se tarde más de 12 meses en iniciar los trámites de asilo a inmigrantes"

La directora de Políticas Migratorias, Patricia Ruiz de Irízar, recuerda los problemas para obtener permisos de residencia

10.02.2020 | 05:12
Encuentros sobre inmigración

La directora de Políticas Migratorias, Ruiz de Irízar, recuerda los problemas para obtener permisos de residencia

PAMPLONA. El consejero de Políticas Migratorias y Justicia, Eduardo Santos, ha mantenido este martes un encuentro con el delegado del Gobierno en Navarra, José Luis Arasti, dentro de la ronda de encuentros que está celebrando con las administraciones implicadas en materia de inmigración. A la reunión ha asistido también la directora general de Políticas Migratorias del Gobierno Foral, Patricia Ruiz de Irizar.

El encuentro ha servido para abordar distintas cuestiones relacionadas con permisos de residencia o trámites que deben realizar las personas migrantes en nuestra Comunidad. Desde el departamento han informado al delegado del Gobierno de los problemas que las ONG que trabajan con estas personas vienen detectando, y que se han recibido como queja o reclamación en el Gobierno de Navarra fruto de la estrecha colaboración que se mantiene con estas organizaciones.

Así, se han analizado los problemas que estas ONG detectan en los trámites para las solicitudes de asilo y de la condición de persona refugiada. Los dilatados plazos en los que se están resolviendo estos trámites provocan a quienes los inician una gran inseguridad jurídica que, en algunos casos, dura más de año y medio.

Santos ha trasladado su preocupación por éstas cuestiones al delegado del Gobierno, quien ha asegurado que se está trabajando para agilizar la atención a la personas migrantes.

Ruiz de Irizar: "No es humanamente asumible"

Al término de la reunión, la directora general de Políticas Migratorias, Patricia Ruiz de Irízar, agradecía la "buena disposición" de José Luis Arasti, al tiempo que destacaba los problemas que supone el actual alargamiento de plazos: "No es humanamente asumible que se tarde más de 12 meses en dar una primera cita para iniciar los trámites, o que pasen entre 18 y 20 meses desde que una persona llega a España y la decisión sobre su petición de asilo". "Estamos hablando de personas que, durante esos 12 meses, se quedan en un limbo legal, algo que destroza cualquier proyecto vital y cualquier posibilidad de inserción laboral o de integración en nuestra sociedad", ha denunciado, añadiendo además que "una parte mayoritaria de las solicitudes de asilo, además, se deniega".

Ruiz de Irizar ha hecho especial hincapié en "la situación de doble, e incluso triple, discriminación que sufren las mujeres con menores a su cargo". "Durante este tiempo en el limbo legal, estas mujeres son discriminadas por ser mujeres y por ser extranjeras; ni pueden trabajar, ni pueden recibir ningún tipo de protección, y tienen problemas a la hora de escolarizar a sus hijos e hijas", ha señalado.