en una vivienda unifamiliar

Desmantelado un laboratorio de cocaína en Egüés

Siete detenidos en la cuenca de Pamplona por integrar un grupo dedicado al tráfico de drogas

10.02.2020 | 10:34
Bloques de cocaína con los logos de Volkswagen y Maserati.

Siete detenidos en la cuenca de Pamplona por integrar un grupo dedicado al tráfico de drogas

PAMPLONA - Una vivienda unifamiliar ubicada en Egüés, que pasaba desapercibida para el resto del vecindario, ocultaba en su sótano un laboratorio de producción de cocaína desmantelado conjuntamente por la Guardia Civil, la Policía Nacional y la Agencia Tributaria la semana pasada. Siete varones -cinco colombianos, un venezolano y un español-, seis de ellos ya en prisión, han sido detenidos por integrar un grupo criminal dedicado al tráfico de drogas, incluido un ciudadano colombiano apodado como El químico, que viajaba a Navarra expresamente para producir la cocaína.

Los resultados de la operación Kimikoa-Ral, dirigida por el Juzgado de Instrucción número 3 de Pamplona, fueron presentados ayer en conferencia de prensa por el delegado del Gobierno en Navarra, José Luis Arasti; el delegado de la Agencia Tributaria para Navarra, Roberto Pérez, y los responsables de la investigación, el inspector de la Policía Nacional David González y el comandante de la Guardia Civil Fernando Bouzas, quienes detallaron que han sido decomisados 6 kilos de cocaína listos ya para su venta, con un valor de mercado superior al millón de euros, productos para la producción y el corte de estupefacientes, moldes, prensas, máquinas de envasado, vehículos y dispositivos móviles, además de varias armas de fogueo.

LA PRIMERA PISTA, EN LAKUNTZA Fue una denuncia presentada en mayo ante la Guardia Civil por daños en una vivienda en la localidad de Lakuntza causados al parecer por los antiguos inquilinos la que activó la investigación por parte de este cuerpo. Los funcionarios comprobaron que el inmueble, arrendado en febrero de 2018, había sufrido "multitud" de alteraciones y que en el mismo había restos de sustancias relacionadas con diversas drogas, en su mayoría con la marihuana y seis armas cortas de fogueo manipuladas al parecer para intentar convertirlas en armas de fuego real.

Al activar la investigación sobre la vivienda y su inquilino, la Guardia Civil puso el foco en un hombre de nacionalidad colombiana con antecedentes por tráfico de dogas, que también estaba siendo investigado por la Policía Nacional, motivo por el que ambos cuerpos decidieron en agosto desarrollar la operación de forma conjunta. En poco tiempo Kimikoa-Ral permitió saber que la citada persona y el entorno investigado estaban adquiriendo gran cantidad de sustancias químicas que pueden ser de uso legal en determinadas actividades profesionales pero también precursores para la fabricación de estupefacientes, por lo que los investigadores concluyeron que probablemente se trataba de un laboratorio de producción de cocaína y no solo para el corte de la droga.

Las intervenciones telefónicas y los seguimientos permitieron comprobar que había llegado de Colombia un hombre conocido como El químico, especialista en la fabricación de cocaína, una visita que también se había producido unos meses antes, en mayo, cuando igualmente coincidió con la compra de una importante cantidad de productos para la elaboración de esta droga.

Finalmente, el pasado 17 de octubre se realizaron diez entradas y registros simultáneos en Pamplona, Berriozar, Berrioplano, Burlada y Egüés, en ocho pisos, un taller y un local, en los que se localizaron los 6 kilos de droga de muy alta pureza, 45 litros con cocaína en disolución y 130 kilos de otras sustancias para el corte y la producción de cocaína. El laboratorio de producción estaba en el sótano de una vivienda unifamiliar situada en Egüés.

Los responsables de la operación dieron por desarticulada "una muy importante organización criminal dedicada al tráfico de drogas" y desmantelado un "importantísimo laboratorio de producción de cocaína" que no solo tendría como destino el mercado navarro, donde ya se había detectado un aumento de esta droga, sino también el de provincias limítrofes.

LA FIRMA de la banda

Droga con el logo de Volkswagen

Cocaína prensada. La banda desarticulada por la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Agencia Tributaria utilizaba prensas para la cocaína con el logotipo de la marca de automóviles Volkswagen como sello distintivo de la droga que producían. "Es un símbolo que el grupo criminal pudo entender que representaba a Navarra por encontrarse aquí la fábrica de Landaben", indicaron los investigadores. Además del logotipo característico de la marca alemana, los detenidos también emplearon como firma de su producción una prensa con el logotipo de la marca de automóviles Maserati.

LA OPERACIÓN, EN CIFRAS

6

kilos de cocaína

Los agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil se han incautado de 6 kilogramos de cocaína de gran pureza, que alcanzarían en el mercado un valor de 1.100.000 euros.

10

REGISTROS

La operación policial fue explotada el pasado 17 de octubre con diez entradas y registros simultáneos en Pamplona, Berriozar, Berrioplano, Burlada y Egüés, en ocho viviendas, un taller y un local.

130

KILOS DE SUSTANCIAS QUÍMICAS

Además de los 6 kilos de cocaína listos para su venta y 45 litros de líquidos con cocaína en disolución, el grupo desmantelado tenía 130 kilos de sustancias químicas para producir cocaína.