Uno de los jóvenes de Alsasua condenados solicita ya el tercer grado penitenciario

A Iñaki Abad le quedan 4 meses para alcanzar la mitad de los 3,5 años de pena

10.02.2020 | 11:13
Concentración del pasado sábado contra la sentencia.

pamplona - Iñaki Abad, uno de los jóvenes de Alsasua que se encuentran en prisión por la agresión a dos guardias civiles y sus parejas en octubre de 2016, solicitará ya el tercer grado penitenciario después de que el Tribunal Supremo le haya rebajado la pena de 6 a 3 años y medio. Según informaron ayer fuentes jurídicas a Europa Press, la sentencia del Supremo ya ha sido notificada al tribunal sentenciador, es decir, a la Audiencia Nacional, que ha dado traslado de la misma a la prisión en la que cumple condena Iñaki Abad para que proceda a la reclasificación del grado.

El centro penitenciario tiene un plazo máximo de dos meses para llevar a cabo este trámite, en el que se tiene que determinar si continúa clasificado en segundo grado (el habitual para los presos comunes) o si progresa al tercer grado (semilibertad o régimen abierto). A este tercer grado suelen acceder los presos que ya han cumplido la mitad de la condena. Aunque a Iñaki Abad aún le quedan cuatro meses para llegar a ese mínimo, el joven va a solicitar la reclasificación del grado que ahora se determinará desde la dirección de la cárcel.

Los siete acusados que están encarcelados habrían cumplido ya una cuarta parte de las mismas, de modo que todos ya pueden empezar a solicitar permisos de salida, permisos que pueden llegar a ser de un máximo de 36 días al año. Cuando ellos lo soliciten, será la junta de tratamiento de la cárcel la que haga una evaluación individualizada y apruebe o deniegue los permisos. Si hubiera negativa, se acude al juez de Vigilancia.

EL PARLAMENTO Y LA CONCENTRACIÓN En el plano institucional, los grupos políticos representados en el Parlamento foral, tras la concentración de apoyo a los jóvenes alsasuarras, reiteraron sus posturas, que difieren entre el respeto a la sentencia que plantean Navarra Suma y PSN, y el rechazo por las "desproporcionadas" penas por agresión. Javier Esparza criticó duramente la presencia en la protesta del presidente del Parlamento foral "de todos los navarros", Unai Hualde (Geroa Bai). También el socialista Ramón Alzórriz subrayó que en el PSN "respetamos y acatamos las sentencias judiciales", al igual que ha reconocido el derecho a la "libre manifestación" de quienes acudieron en apoyo de los jóvenes condenados. Koldo Martínez, de Geroa Bai, incidió en su "desacuerdo con la sentencia absolutamente desproporcionada" sobre unos hechos que, por otra parte, también condenan, "La justicia debe ser proporcional" y en este caso no lo ha hecho al "utilizar el concepto de delito de terrorismo para llevarlo a la AN".

Bakartxo Ruiz (EH Bildu) valoró la "respuesta contundente" que dieron los navarros el pasado sábado, al igual que la de Catalunya, son "profundamente injustas y ponen en cuestión derechos civiles y políticos". Para Mikel Buil (Podemos) la movilización evidenció que "no pierde músculo" una "indignación específica hacia cómo se esta ampliando el uso del concepto de terrorismo en detrimento de los derechos civiles de todos". Marisa de Simón (I-E) subrayó que "Navarra es pacífica y tranquila y sabe reivindicar en la calle de esa forma lo desproporcionado de este proceso". - E.P./D.N.