102.000 euros como estreno para el estanco 29 de Martín Azpilicueta en Pamplona

El establecimiento vende 17 boletos agraciados con un quinto premio de la Lotería de Navidad

23.12.2019 | 07:51
Maitane Salinas, frente al estanco nº 29, situado en la calleMartín Azpilcueta de Pamplona.

pamplona – 102.000 euros como estreno en lo que a repartir premios
del Sorteo Extraordinario de Navidad se refiere no está nada
mal, sino que se lo pregunten a Maitane Salinas, que vendió 17
boletos correspondientes a uno de los ocho quintos premios –dotados
de 60.000 euros la serie– en el estanco número 29 de la capital
navarra, situado en la calle Martín Azpilcueta.

A pesar de no haberse llevado parte del premio, Salinas aseguró
conformarse con sujetar el cartel que indica que su establecimiento
fue uno de los agraciados. En concreto, en el estanco se vendieron
17 resguardos, adquiridos por terminal, del número 06.293, que
fue el segundo quinto premio en salir de los bombos de la Lotería
de Navidad.

Visiblemente emocionada y con una sonrisa nerviosa, Salinas contó
que ayer por la mañana, mientras las bolas seguían dando vueltas
en el bombo, un conocido llamó al estanco para asegurarse de
que su boleto había sido uno de los agraciados: "Vendí los 17
resguardos a una cuadrilla de chicos jóvenes, de unos 30 años,
a los que les vendrá muy bien el dinero. No puedo estar más contenta
por ellos", admitió.

Esta es la primera ocasión en la que el estanco situado en el
barrio de San Juan reparte un pellizco en el Sorteo de Lotería
de Navidad, un premio que ha traído "mucha emoción y felicidad,
ha sido como un sueño", según valoró la propia Salinas. Sin embargo,
el establecimiento sí que repartió una buena cantidad de dinero,
nada menos que 240.000 euros, en La Primitiva en 2017.

Salinas, algo más tranquila que cuando conoció que había repartido
17 boletos del quinto premio, confesó que para ella la emoción
no se corresponde a la cantidad de dinero que se reparte, sino
a la ilusión de hacerlo: "Siempre que das un premio, por pequeño
que sea, de 10 euros, de 100, o de 1.000 euros, sientes una sensación
difícil de explicar, es muy emocionante. Entonces, dar un premio
tan grande, y más si es dentro del Sorteo de Navidad que siempre
parece más especial, te lleva a otro nivel de emoción. Todavía
no me puedo hacer a la idea de que esto haya pasado, lo voy a
tener que reposar", confesó entre risas la lotera de Martín Azpilcueta.