Una madre ahoga a su hija de 10 años en la bañera de su domicilio en Girona

Le suministró pastillas a la pequeña para que durmiera antes de sumergirla

31.12.2019 | 06:17
La parricida en el momento de la detención.

barcelona - Los Mossos d'Esquadra detuvieron ayer a una mujer en Girona tras ahogar a su hija, de unos 10 años de edad, en la bañera del domicilio familiar. La mujer estaba separada del padre de la menor y no constaban antecedentes de violencia en la unidad familiar, según informaron fuentes judiciales.

Según indicaron fuentes de la investigación, la mujer, de 49 años y nacionalidad española, trituró pastillas antidepresivas y se las suministró a la pequeña, que se quedó dormida antes de que su madre la ahogara en la bañera.

A continuación, la mujer advirtió a una vecina de lo que había hecho y le pidió que avisara a los servicios de emergencias, por lo que la vecina, una mujer de avanzada edad, entró en la casa, intentó reanimar a la niña y llamó a emergencias para informar de lo que ocurría en la vivienda, ubicada en el número 28 de la ronda Ferran Puig de Girona.

Según el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), la magistrada de Instrucción 1 de Girona, en funciones de guardia, recibió a las 16.00 horas el aviso de la muerte violenta de una menor a manos de su madre, por lo que acudió con el resto de integrantes de la comisión judicial (fiscal, forense y letrada de la administración) a la vivienda donde ocurrieron los hechos.

No obstante, en el momento en que llegaba al edificio la comitiva judicial, los servicios de emergencias se disponían a trasladar a la pequeña en ambulancia al hospital Josep Trueta de Girona, donde ingresó en estado crítico tras ser sometida a maniobras de reanimación cardio-pulmonar. Los médicos no pudieron más que certificar la muerte de la niña.

La madre fue detenida por los Mossos d'Esquadra por un presunto delito de homicidio y, tras permanecer unas horas en comisaría, fue trasladada al piso para realizar una reconstrucción de los hechos en presencia de la juez.

La diligencia se practicó sin incidentes, según el TSJC, y la madre de la niña quedó bajo custodia policial hasta que pase a disposición judicial.

Fuentes cercanas a la detenida confirman que la mujer tenía problemas mentales y que había protagonizado diversos incidentes. - Efe