Instan a Salud a prestar con recursos propios la rehabilitación domiciliaria

16.01.2020 | 19:34
Un fisioterapeuta

Pamplona. El pleno del Parlamento ha aprobado, con los votos a favor de todos los grupos excepto Navarra Suma que se ha abstenido, una resolución por la que se insta al departamento de Salud a "prestar de forma directa y con recursos propios del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea la rehabilitación domiciliaria".

La resolución incluye un segundo punto en el que, "en atención al criterio de equidad territorial", se precisa que en zonas rurales y/o dispersas de difícil cobertura se podrá licitar excepcional y temporalmente con empresas o profesionales de la zona, de manera que redunde y beneficie el mantenimiento del empleo, "siempre con la voluntad de prestar el servicio en un período razonable con medios propios, para lo que se adoptarán las medidas oportunas".

Del mismo modo, ya en un tercer apartado, se compele a Salud a "asumir el compromiso de no privatizar servicios sanitarios y revisar todos los conciertos y contratos suscritos con empresas privadas para, conforme al principio de subsidiariedad y apuesta por lo público, recuperar en la medida de lo posible servicios ya privatizados". Este epígrafe ha contado con el voto en contra de Navarra Suma.

El texto aprobado es fruto de una enmienda de sustitución suscrita por EH Bildu, titular de la iniciativa, junto a PSN, Geroa Bai, Podemos-Ahal Dugu e I-E, informa la Cámara.

En la exposición de motivos, la resolución impulsada en origen por EH Bildu cuestionaba la intención de "licitar y privatizar" el nuevo servicio de rehabilitación a domicilio expresada por la consejera de Salud el pasado 10 de diciembre en sede parlamentaria.

Aun compartiendo la idoneidad de trasladar la atención de fisioterapia al domicilio de los ciudadanos que, en línea con lo que establece la Estrategia de Atención Primaria, lo precisen, los proponentes apuestan por prestar el servicio con medios propios, para lo cual resulta preciso "reforzar los equipos profesionales de la red pública".

Por eso, en sintonía con las políticas de reversión practicadas en los últimos años, se aboga por continuar desprivatizando servicios para, entre otros, "preservar la calidad en la atención".