Pamplona acoge un curso de Cirugía Dermatológica

Las sesiones, que concluirán hoy, se desarrollan en la Facultad de Medicina de la UNAV

18.01.2020 | 06:17

PAMPLONA - Cerca de un centenar de médicos residentes de 2º año de Dermatología, procedentes de diferentes hospitales españoles y portugueses, participan en la V Edición del Curso de Cirugía Dermatológica para Residentes (GECIDERM) que comenzó ayer y concluirá hoy.

Las sesiones, que se desarrollarán en la Facultad de Medicina de la Universidad de Navarra en Pamplona, incorporan este año como novedad un módulo adicional formativo sobre Cirugía de Mohs.

El curso, organizado por la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) e impulsado y patrocinado por Cantabria Labs, consta de sesiones teóricas, que tuvieron lugar ayer, y de sesiones prácticas, impartidas por profesionales de referencia durante la tarde de ayer y hoy. El coordinador del evento es Pedro Redondo, especialista en Dermatología de la Clínica Universidad de Navarra, quien ha destacado que en el conjunto de las cinco ediciones, el GECIDERM ha formado a unos 500 residentes de 2º año de Dermatología.

El curso tiene como objetivo formar a los residentes en el manejo de la cirugía a través de las técnicas e instrumentos más modernos, al tiempo que apuesta por la formación práctica como "motor principal de la innovación y del avance en dermatología" de la mano de referentes y expertos, ha explicado en una nota la Clínica Universidad de Navarra.

Según explicó Redondo, la cirugía de Mohs es una técnica quirúrgica consistente en extirpar tumores de piel por capas con la ayuda del microscopio, que tiene dos objetivos: quitar el tumor en su totalidad y evitar extraer innecesariamente tejido sano. "De este modo se garantiza la eliminación del tumor entero, evitando que vuelva a salir o tener que volver a abrir cuando el informe del análisis del patólogo describe un borde afecto. Por este motivo, es la técnica que mejor garantiza la curación del cáncer cutáneo", detalla el especialista.

Para conseguir el mejor resultado, la cirugía de Mohs requiere un procesamiento especial del tejido lesionado, con una orientación de los bordes, marcándolos con rotulador y procesándolos de forma rápida, "para lo que es necesario trabajar con un equipo de patólogos y dermatólogos muy bien coordinado", apuntó. - E.P.