Tres años de prisión por robar en Navidad 9.000 euros en efectivo en un bar de Pamplona

La Audiencia ratifica la condena tras sustraer también un ordenador, un móvil, un reloj, coñac, whisky y una thermomix

26.01.2020 | 06:20
Fachada del Palacio de Justicia de Pamplona.

pamplona - La Sección Primera de la Audiencia navarra ha ratificado una condena de tres años de prisión por un delito de robo con fuerza en las cosas con la agravante de disfraz contra un hombre que en la noche de Navidad de 2018 robó en un bar de Pamplona y se llevó de allí 9.000 euros en efectivo, además de botellas de alcohol de alta gradación y aparatos tecnológicos. El acusado, que según la sentencia iba acompañado de otro individuo que no ha sido identificado y ambos iban encapuchados, fue condenado por el Juzgado de lo Penal 4 de Pamplona y decidió recurrir el fallo al entender que no existían indicios suficientes en su contra. Alegó que esa noche estaba por el lugar porque su tía reside allí y estaba al cuidado de sus dos hijos. Sin embargo, la Audiencia cree que está acreditado que fue uno de los autores del robo.

Los hechos ocurrieron a las 2.30 horas del 26 de diciembre de 2018 cuando el acusado accedió al establecimiento después de forzar el bombín de la persiana y romper el cristal de la puerta. Una vez en el interior del local se apoderaron de 9.000 euros en efectivo, una caja de puros, una thermomix, un teléfono móvil, un ordenador portátil, un reloj de la marca Hamilton, tres botellas de coñac y dos de whisky. Todo valía 5.360 euros.

La Audiencia recuerda que el acta del atestado policial concluía que la ropa que portaba una de las personas grabadas en una de las cámaras de vigilancia "coincide totalmente con la que llevaba el acusado cuando fue visto por la testigo (una policía municipal) unas dos horas antes en los alrededores del lugar. La Sala dice que concurre prueba de cargo para la condena, ya que aunque "no existe prueba directa de la perpetración del hecho, no equivale a que debe quedar impune". La testigo policía vio a dos individuos bajarse del vehículo BMW X5 que aparcó próximo al bar, y que además es propiedad del acusado, que casualmente se encontraba en las inmediaciones, y cuya complexión, aspecto físico y vestimenta, declaró la agente, coinciden completamente con la e los dos individuos grabados en el interior del bar". - E.C.