Carmen Zubeldia

"Gestionamos lo que necesita el paciente durante todo el proceso"

12.02.2020 | 00:48
Carmen Zubeldia.

Carmen Zubeldia participó ayer en una mesa redonda organizada por Nursing Now que abordó el papel de la enfermería en la prevención y el seguimiento de cáncer

pamplona – La enfermera Carmen Zubeldia es la gestora de casos de la Unidad Multidisciplinar de Cáncer Ginecológico del Complejo Hospitalario de Navarra. Trabaja en este servicio desde 2018 y atiende cada año entre 150 y 200 casos.

¿Qué es la gestión de casos?

–Un paciente con un diagnóstico de cáncer pasa por diferentes servicios y unidades de hospitalización y hospital de día. En nuestro caso, pasa por ginecología y le hacen pruebas, pasa después por cirugía, por anatomía patológica en laboratorio, quimioterapia, radioterapia, etc. La gestión de casos es acompañar al paciente a través de todo el circuito. Se gestionan las citas, si llaman los pacientes por algún síntoma nos ponemos en contacto con los responsables. Se les aporta al final una vía de contacto y accesibilidad a los profesionales que le están tratando, conocemos un poco a cada uno de ellos para planificar el seguimiento y darles recomendaciones en el caso de que se vaya a realizar una cirugía para ir en las mejores condiciones a ella, y analizamos su situación en el domicilio para ver si contará con apoyo. El objetivo es conocer un poco al paciente para conseguir realizar el mejor plan con él y para él.

¿Cuánta enfermeros trabajan en este servicio?

–En la Unidad Multidisciplinar de Cáncer Ginecológico hay una, en el del Cáncer Colorrectal hay otra más y en el de Cáncer de Pulmón otra. Se quieren poner más gestoras y crear más unidades. En la Unidad Multidisciplinar de Cáncer Ginecológico atendemos aproximadamente 150-200 casos al año. En nuestro caso, las pacientes se derivan desde Ginecología, después pasa a mí consulta y es entonces donde conoce mi trabajo. Después realizamos el seguimiento por teléfono y acudo a la Unidad de Hospitalización cuando están ingresadas, y tras la cirugía se realiza un seguimiento por teléfono. En tratamientos de quimioterapia o radioterapia, les hago un seguimiento de cómo van y sobre todo les llamo cuando finalizan.

¿Cuántos profesionales hay además del enfermero y el administrativo?

–Dentro del de Cáncer Ginecológico están los ginecólogos de la sección oncológica, en rayos hay dos personas de revisar todas las imágenes de resonancias y rayos, en anatomía patológica hay otras dos que se encargan de analizar las muestras de biopsia después de la intervención quirúrgica, una persona del servicio de Oncología Médica que pone los tratamientos de quimioterapia, otras dos oncólogas y otras dos que se encargan de la radioterapia. Además, podemos pedir colaboración a otras especialidades o relacionarnos con Atención Primaria o el hospital San Juan de Dios.

¿Este servicio se les ofrece a todos los pacientes de cáncer?

–Todos los servicios médicos realizan sesiones conjuntas para valorar casos complejos en comités. De todas las líneas estratégicas de Salud, lo que se intenta impulsar son las Unidades Multidisciplinares y ésta se hace responsable de los pacientes que tratan. De alguna manera analizan como mejorar la calidad asistencial de todos los pacientes y no solamente de las pacientes complejas. Para eso, dentro de dichos comités se añade un enfermero o enfermera, y un administrativo o administrativa. Y se han añadido también una serie de explotaciones de datos para ver qué estamos haciendo, hacia dónde vamos y dónde podemos mejorar. Ahora mismo tenemos tres Unidades que trabajan de esta forma. Este servicio se puso en marcha en 2018 y el objetivo es ir aumentando paulatinamente el número de Unidades, porque esta forma de trabajo permite una mejor coordinación y gestión de las personas que están dentro de ellas.

Una coordinación que se basará en la colaboración de todas las partes.

–Es fundamental la colaboración que tenemos y se sustenta en la ayuda mutua. Yo ayudo a los profesionales y ellos me ayudan a mí. Por lo tanto el trabajo en equipo se vuelve indispensable para sacar el proceso adelante. Además, nos juntamos todos los lunes. En esas reuniones se presentan a pacientes nuevas que van a ser operadas, para ver que está todo bien y para ver si el cirujano debe tener algo en cuenta a la hora de intervenir. Después de la cirugía se vuelve a presentar otra vez la paciente para ver si necesita un tratamiento adicional. Es decir, se hace un seguimiento continuado del o la paciente allá donde esté.