El Santa Luisa de Marillac mantiene las clases: "El positivo por Covid-19 se detectó a tiempo"

Salud Pública y Laboral se ha reunido con familias del colegio de Barañáin ante el caso positivo de coronavirus, una joven de 27 años trabajadora del centro, que ingresó en el CHN con síntomas leves

06.03.2020 | 11:29
Perimetraje de un área en Reanimación de Urgencias del CHN para situaciones de aislamiento.

El colegio Santa Luisa de Marillac, en Barañáin, donde trabaja la joven que este jueves dio positivo por coronavirus, continúa su acción docente con "normalidad", ya que el caso ha sido detectado "muy a tiempo".

Así lo ha expuesto este viernes la directora del centro educativo, sor María Jesús Arrula, en una rueda de prensa celebrada en el colegio, en la que ha pedido "tranquilidad". Le han acompañado el director pedagógico, Martín Salazar; la jefa de estudios de Secundaria y el director general de Educación del Gobierno foral, Gil Sevillano.

Ha detallado Arrula que el Instituto de Salud Pública les comunicó ayer el caso positivo en coronavirus de esta profesora de apoyo en los ciclos de Infantil y Primaria. Según ha señalado, siguiendo el protocolo establecido se ha convocado a las familias de alumnos de ambas etapas educativas a una reunión que ha tenido lugar a las 9 horas de este viernes.

A la cita han asistido representantes de Salud Pública, el director general de Educación, la inspectora del centro y la alcaldesa de Barañáin, María Lecumberri. Desde el centro escolar creen que la joven, de 27 años, no tuvo tiempo de contagiar.

En la reunión, se ha explicado a las familias el protocolo de control a seguir respecto a sus hijos y se ha transmitido, además, un mensaje de "tranquilidad", ya que el centro "continúa con normalidad su acción docente".

"Nosotros queremos continuar la vida con toda la normalidad, como han dicho los profesionales en la reunión, de entrada no hay ningún peligro", ha destacado la directora del centro, quien ha remarcado que la profesora contagiada "fue rápidamente" atendida por los servicios sanitarios y "ha sido cogida muy a tiempo". "Según nos decían, no ha tenido tiempo casi ni de contagiar", ha subrayado.

Han descartado, por tanto, los responsables del centro que por ahora se vayan a suspender las clases del colegio y han señalado que en el caso de tomar alguna medida de este tipo sería por recomendación de los departamentos de Educación y de Salud del Gobierno de Navarra.

En este sentido, el director general de Educación, Gil Sevillano, ha explicado que el criterio "va a ser el que marquen los técnicos y las autoridades sanitarias". Y ha recordado que "hasta ahora tenemos una situación en fase de contención, bastante controlado, y vamos a seguir actuando y procediendo de esta manera".

SEGUIMIENTO A LOS ALUMNOS.

Asimismo, la directora del colegio Santa Luisa de Marillac ha explicado que alguna familia ha decidido este viernes no llevar a sus hijos a clase, después de que anoche fueran informadas del caso de coronavirus, y ha señalado, sobre este aspecto, que "la libertad de las familias es total porque el miedo es libre".

"Si una madre tiene miedo nosotros no podemos obligarle, pero el colegio va a permanecer abierto", ha manifestado sor María Jesús Arrula.

Según ha explicado, a los niños de Infantil y primero de Primaria que hayan podido mantener algún tipo de contacto con la profesora contagiada por el virus, unos 200 escolares, se les va a aplicar un protocolo de revisión y de seguimiento.

Así, los padres deben tomar la temperatura por la mañana y por la noche durante 14 días. Si en algún momento tuviesen fiebre, se deben poner en contacto rápidamente con el 112.

En cuanto a los docentes, el Instituto de Salud Pública también se va a celebrar una charla informativa con ellos para informar sobre la situación, de tal modo que conozcan "los protocolos para actuar".

El Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN) ha aplicado el protocolo en relación al caso positivo preliminar por Covid19 registrado este jueves en la Comunidad foral y estudia los posibles contactos de una trabajadora del colegio.

En colaboración con el centro y el departamento de Educación, el ISPLN está realizando el estudio epidemiológico para adoptar las medidas pertinentes. La paciente de 27 años permanece ingresada sin riesgo en el Complejo Hospitalario de Navarra. Los otros dos pacientes se mantienen estables y sin cambios.

Navarra registró ayer un tercer caso del nuevo coronavirus: una mujer de 27 años residente en Pamplona, que permanece ingresada en estado leve en el Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) tras dar positivo en la prueba preliminar. La paciente es "un posible contacto de un caso positivo de la CAV", aunque "este extremo tendrá que ser confirmado en el correspondiente estudio epidemiológico puesto ya en marcha dentro de los protocolos del coronavirus, que han sido aplicados desde el primer momento", explicó Salud.

Hasta ayer por la mañana, en la Comunidad Foral se habían analizado 83 casos, con un resultado de tres positivos: la mujer de 39 años que permanece en la UCI-B del CHN, que también dio positivo en gripe B y otros cuatro patógenos; su pareja, de 34 años, que sigue ingresado –los dos se mantienen "estables y sin cambios"–, y un contacto suyo residente en Álava, el cual lo contabiliza Osakidetza.

El caso de ayer, expuso el departamento, fue detectado después de que la paciente se pusiera en contacto con el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea (SNS-O), tras vincular una sintomatología leve con un posible contacto con una persona de su entorno social que había dado positivo en Álava. Confirmado desde Salud Pública que entraba dentro de los criterios epidemiológicos y clínicos del protocolo, se desplazó un equipo de toma de muestras a su domicilio y, al serle comunicado el positivo, que deberá ser confirmado en Madrid, se procedió a su traslado e ingreso en planta en el Complejo en régimen de aislamiento, si bien "no corre peligro".

COLEGIO DE ENFERMERÍA El Colegio Oficial de Enfermería de Navarra ha mostrado su "solidaridad y reconocimiento" por el trabajo que están llevando a cabo los profesionales sanitarios en la lucha contra el virus del COVID-19, al tiempo que ha pedido a la población "tranquilidad y confianza en la profesionalidad que vienen demostrando para contener esta epidemia".

Por ello, el Colegio ha solicitado "todo el apoyo de las autoridades y de la sociedad para el personal sanitario que atiende a pacientes afectados por el coronavirus, poniendo en juego su salud con el consiguiente riesgo de contagio".

Para el Colegio navarro, este respaldo, además de anímico, debe materializarse en que los profesionales que están en contacto directo con las personas afectadas, como las enfermeras, "sigan disponiendo de los suficientes equipos de protección individual (que para situaciones de mayor riesgo de contagio consisten en bata hidrófuga, guantes, gafas y mascarilla)".

Igualmente, el órgano representante de las más de 5.800 enfermeras navarras confía en que "el resto de profesionales sanitarios sepa entender la presión psicológica que están sufriendo sus compañeros en la primera línea de atención, empatice con ellos y evite su rechazo por el miedo al contagio".

El Colegio de Enfermería, que ha aplazado todas sus cursos y eventos programados en marzo para garantizar la disponibilidad de enfermeras en el sistema sanitario navarro, ha señalado que los profesionales que atienden estos casos, además de ser los primeros interesados en que el virus no se transmita, ya están acostumbrados a trabajar con medidas de aislamiento a la hora de prestar asistencia sanitaria a personas afectadas por otros microorganismos, como pueden ser pacientes con tuberculosis, meningitis meningocócica o gripes A y B.

Por otro lado, el Colegio de Enfermería ha exigido, junto a la delegación en Navarra de la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS), que en las informaciones periodísticas se respete el derecho a la intimidad de las personas afectadas por el COVID-19, evitando proporcionar cualquier dato que pueda facilitar su identificación.

Del mismo modo, el Colegio y la delegación navarra de la ANIS han pedido a la población, y de manera especial a los profesionales sanitarios, que "tengan especial cuidado a la hora de compartir informaciones sobre el virus del COVID-19". Han explicado que la difusión de bulos lleva a la propagación del miedo, "con consecuencias peligrosas como la adquisición exagerada de mascarillas a la que hemos asistido, que puede provocar su desabastecimiento para personas que, por su estado de salud, sí que realmente las necesitan".

Precisamente, el Instituto #SaludsinBulos acaba de publicar un informe que incluye una serie de recomendaciones generales para detectar los bulos sobre este coronavirus.

Así, aconseja buscar la fuente ydesconfiar de informaciones que no procedan de fuentes oficiales o institucionales; no reenviar de forma automática una noticia sin contrastarla; ser crítico ante titulares muy llamativos o noticias alarmantes sobre la epidemia; no compartir información sobre pseudoterapias; recurrir a páginas web fiables ( Ministerio de Sanidad, colegios profesionales, sociedades científicas); contrastar fotos y vídeos sobre el coronavirus; tener cuidado con los datos falsos, y no dejarse llevar por el pánico.