alerta sanitaria

Ni clases, ni semana blanca

14.03.2020 | 01:27
Estudiantes del colegio Liceo Monjardín de Pamplona gozando esta semana de la nieve y de las instalaciones de Abodi con tiempo primaveral.

El coronavirus vacía las aulas e interrumpe la campaña escolar de esquí en los valles de Roncal y de Salazar que no recibirán alumnado en las dos próximas semanas

En la semana número 11 de la campaña escolar de esquí, ayer era viernes de despedida, en los centros de Roncal y de Salazar, un viernes muy diferente a sabiendas de que el domingo no habrá relevo. Las decisión del Gobierno foral del cierre de los centros educativos durante al menos quince días afecta por igual a esta campaña por lo que se suspenden las dos próximas semanas debido a la expansión del coronavirus.

"Ahora que había llegado la nieve y que se espera que venga más, el coronavirus interrumpe la campaña. Es una pena", lamentaba Jorge Celay, coordinador de la campaña en Abodi, en el Valle de Salazar.

A la nueva estación, inaugurada en enero con todo listo a falta de que nevara, le estaba costando arrancar y lo había logrado los días pasados con las nevadas que propiciaron un excelente fin de semana en el que pudieron demostrar al público todo su potencial, capacidad e instalaciones. Satisfacción en resumen.

Con respecto a la campaña escolar, su satisfacción era también grandeporque esta última semana había gozado de una expléndida climatología y una nieve en perfecto estado.

"Han podido disfrutar de las pistas y de las instalaciones con unas temperaturas casi veraniegas a 20 minutos de sus albergues, mientras que tandas anteriores tenían que ir a esquiar a las pistas de Roncal con más de una hora de autobús", celebraba Celay, consciente de que la medida es la correcto y de que "no está en nuestras manos cambiarla".

Después del afortunado Liceo de Monjardín, 110 alumnos y alumnas han llenado las pistas esta semana, en Abodi queda en el aire la última semana (Salazar tiene diez, hasta el 4 de abril). "No sabemos qué pasará con el resto. Entendemos que funcionaremos igual que los colegios y que, de momento, estas dos semanas el parón es obligatorio. Ojalá se pueda retomar!", expresaba.

REPERCUSIÓN En Salazar lamentaban también la medida que dejará vacías las pistas del centro de montaña Irati-Abodi Mendi Gunea, porque la repercusión de la interrupción de la campaña escolar alcanza a alojamientos del valle; dos grandes en Otsagabia (camping y albergue) y tres casas rurales. Y es que son un centenar de personas (entre alumnado y profesorado) las que toman parte en cada semana.

"Se notará en los comercios y hasta en la tienda de chucherías, y dejará sin trabajo a muchas personas", reconocía Jorge Celay. Destacaba a su vez el responsable la labor de los colegios y monitores en la organización y desarrollo de la campaña que, este año, ha sido "más dura por los desplazamientos a los que se han sometido al carecer de nieve en Abodi", reconocía Celay.

 

isaba, 15 alojamientos La suspensión de las dos próximas semanas blancas se dejará sentir igualmente en los 15 alojamientos de Isaba, en lo que respecta al Valle de Roncal, que acoge 450 personas y en sus contrataciones. Afecta también a 30 monitores de la Escuela de Esquí y a 20 de las actividades educativas y lúdicas de las tardes. "En total a cerca de 40 personas, a los que habría que sumar chóferes de desplazamientos", puntualizaba Amaia Mozo, coordinadora de la campaña en Isaba. Hacía hincapié también en la ilusión perdida y todo el trabajo de los centros escolares para organizar y controlar la campaña. "Hay mucha ilusión y mucho trabajo detrás desde los colegios para que todo esto funcione bien".

Por su parte, Ana Lusarreta, en calidad de responsable del centro del Centro de Esquí Nórdico Larra-Belagua sentía pena por los centros que no podrán disfrutar estas dos próximas semanas. "Los que se van al menos ya han disfrutado, pero no sabemos qué va a pasar con lo que queda". En Roncal son 15 semanas. "Sabemos que tiene que ser así. Lo veíamos venir", coincidían.

Ayer por la tarde el centro de Abodi y Casas de Irati, quedaban cerrados por orden de la Junta del Valle de Salazar, de quien dependen, mientras que, a última hora, el Gobierno mantenía aún abierto Larra Belagua.

La repercusión afecta a las contrataciones de los alojamientos en ambos valles así como a unos 40 monitores de esquí.

La Junta del Valle de Salazar ordena el cierre del centro de Abodi y Casas de Irati, mientras que Larra Belagua, de momento, sigue abierto.

----------------------------

¿Cómo estás viviendo la crisis del coronavirus? ¿A qué estás dedicando el tiempo y qué experiencias tienes? Puedes enviarnos tu testimonio, tus fotos y también ideas o recomendaciones para hacer más agradable el tiempo en casa: educar a los niños, series, juegos, recetas, actividades, libros, gimnasia...

Tienes a tu disposición nuestro correo electrónico: internet@noticiasdenavarra.com o si prefieres contactarnos por WhatsApp y Telegram puedes hacerlo al número de teléfono 607 25 96 99