Alerta sanitaria

Llamamiento a la calma

El Gobierno pide evitar aglomeraciones en supermercadossuministros e insiste en que no habrá desabastecimientomás restricciones si no se respetan las medidas

15.03.2020 | 00:34
Dos policías locales protegidos con mascarillas regulan el acceso a un supermercado en la localidad catalana de Vilanova del Camí. Foto: Efe

Madrid – Ante la aglomeración en supermercados de toda España tras anunciarse el estado de alarma, autoridades del Gobierno o de comunidades autónomas que han decretado el cierre de comercios, a excepción de tiendas de alimentación y farmacias, como Madrid o Murcia, han pedido evitar la aglomeración en supermercados.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, hizo ayer un llamamiento a la calma y aseguró que "no tiene sentido acumular" ya que "los suministros están garantizados", máxime cuando el "estado de alarma" permite adoptar las medidas necesarias para garantizar ese suministro.

Como medida para atajar las aglomeraciones que se están produciendo, la Comunidad de Madrid ha pedido la colaboración a los municipios para que, a través de sus policías locales, ordenen el acceso del público y eviten la acumulación de personas.

Este llamamiento, al que también se sumó la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, se produce después de que agentes de la Policía Nacional tuviesen que intervenir para apaciguar los ánimos en un supermercado del distrito de Villa de Vallecas donde varios clientes estaban aporreando las lunas para apremiar al establecimiento a abrir las puertas.

A través de la redes sociales, tanto la Comunidad de Madrid como Villacís apelaron a la calma de los madrileños y aseguraron que los suministros básicos están garantizados.

También volvieron a recordar a los ciudadanos extremar las medidas de prevención, respetando la distancia de seguridad al menos un metro entre personas y evitando las concentraciones.

La Consejería de Sanidad dictó el viernes una orden por la que se adoptan medidas preventivas de salud pública ante el coronavirus, entre ellas que la permanencia en los establecimientos comerciales cuya apertura esté permitida deberá ser la estrictamente necesaria para adquirir alimentos y productos de primera necesidad.

En todo caso, se evitarán aglomeraciones y se controlará que consumidores y empleados mantengan la distancia de seguridad establecida a fin de evitar posibles contagios, añade la orden.

En Murcia, otra de las regiones que ha decretado el cierre de los comercios a excepción de los de primera necesidad, su presidente, Fernando López Miras, advirtió de que esta medida "puede no ser la última" si las circunstancias así lo requieren puesto que la salud de "todos los murcianos" es una "absoluta prioridad" para el Gobierno regional y no se puede "permitir que comportamientos incívicos nos pongan en peligro", dijo.

López Miras también remarcó que el suministro y abastecimiento de productos de primera necesidad en los supermercados de la comunidad están garantizados, por lo que pidió a la población que mantenga la "calma" a la hora de hacer "acopio" y que mantenga la distancia de seguridad.

En este mismo sentido se manifestó el consejero de Salud, Manuel Villegas, quien consideró una "auténtica locura ir agobiado a comprar" porque no se mantiene la distancia recomendada entre personas. "Si entramos en pánico, nos vamos a contagiar", alertó.

En Valencia también se registraron aglomeraciones en supermercados de los barrios más poblados de la ciudad de Valencia y de municipios de la Comunidad Valenciana.

Agentes de la Policía Nacional han acudido a alguno de esos establecimientos, pero se han limitado a labores de vigilancia, ya que no se ha registrado ningún incidente.

Desde Cataluña, los Mossos d'Esquadra, a través de las redes sociales, también hicieron un llamamiento "a la responsabilidad de la ciudadanía para evitar aglomeraciones en establecimientos que pueden provocar un problema de orden público" y alertaron que estas actitudes suponen un mayor riesgo de contagio.

Por su parte, las empresas de distribución alimentaria de Cataluña reiteraron que el abastecimiento está garantizado y lanzaron por ello un "llamamiento a la calma" y a racionalizar el consumo para evitar aglomeraciones y acumulación innecesaria de productos en casa.

La clave

Incidente en Vallecas. Agentes de la Policía Nacional acudieron ayer a un supermercado del distrito madrileño de Villa de Vallecas ante la actitud violenta de varios clientes que golpeaban las lunas para apremiar a los empleados del establecimiento a abrir.

Mercados mayoristas. La actividad en los mercados mayoristas de la Red de Mercas se desarrolló ayer con "total normalidad", al igual que en el resto de la semana, según informaron a Efeagro fuentes de Mercasa.

Compras 'on line'. La recomendación de permanecer en el domicilio ha colocado bajo presión al supermercado por internet y a los restaurantes con servicio a domicilio, con un notable repunte de los pedidos. De hecho, Mercadona ha suspendido en Madrid los pedidos por internet por la dificultad para gestionar tanta carga de trabajo.