Personal de Derechos Sociales visitará las 83 residencias de mayores

También se visitan los 51 centros de discapacidad, entre los que se incluyen pisos tutelados, y se priorizan los centros con algún caso confirmado positivo en coronavirus

24.03.2020 | 19:23


PAMPLONA. Personal sanitario de Derechos Sociales visita desde este lunes 23 las 83 residencias de personas mayores para supervisar su situación y adoptar medidas ante el COVID-19. También se visitan los 51 centros de discapacidad, entre los que se incluyen los pisos tutelados, y se priorizan los centros con algún caso confirmado positivo en coronavirus.

Esta medida se suma a la batería de actuaciones que el Departamento de Derechos sociales ha activado en las últimas semanas para los centros de mayores y de discapacidad, con el fin de garantizar la atención a este colectivo, especialmente vulnerable al coronavirus. Algunas de las medidas se han establecido en coordinación con el Departamento de Salud, como el nuevo protocolo, que entró en vigor este lunes 23, que ha sido presentado hoy en rueda de prensa por las consejeras de Derechos Sociales, Carmen Maeztu, y de Salud, Santos Induráin. Maeztu ha indicado que "nuestro objetivo es aminorar el avance de la epidemia y proteger a profesionales y personas usuarias".

Estas actuaciones refuerzan la necesaria coordinación sanitaria entre ambos departamentos en la batalla para frenar el coronavirus y permiten que los centros residenciales cuenten, en el caso de diagnósticos con positivo, un refuerzo de personal de enfermería, además de los equipos médicos que correspondan en el Centro de Salud de referencia.

Con la información que se está recogiendo a través del cuadro de mando puesto en marcha por el Departamento de Derechos Sociales, en el que se da cuenta de la situación diaria de todos los centros residenciales, un equipo coordinador, del que forma parte personal de la Agencia Navarra de Autonomía y Desarrollo de las Personas (ANADP) y del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea (SNS-O) se reunirá diariamente a primera hora de la mañana y dispondrá la distribución de las y los profesionales. Este equipo está ya en marcha.

Otra de las medidas consiste en destinar un espacio, con los medios adecuados, para poder dar cobertura específica, a las necesidades, si las hubiera, de aislamiento fuera de los centros residenciales.

Esta información ya ha sido remitida a todos los Centros de Salud de Atención Primaria y a los centros residenciales de personas mayores y discapacidad de Navarra.

Refuerzo de los equipos sanitarios de Derechos Sociales en centros residenciales

Estos equipos de Salud que se han puesto en marcha refuerzan los que movilizó la semana pasada el Departamento de Derechos Sociales: 3 profesionales de Medicina, 4 profesionales de Enfermería y 8 profesionales de los equipos de valoración de dependencia que han sido destinados de manera excepcional al apoyo a los centros de personas mayores y discapacidad. Este equipo presta soporte logístico y organizativo, así como asesoramiento y se desplaza hasta los centros cuando es requerido. Ofrece indicaciones sobre la forma de actuar y medidas a adoptar según la casuística. El equipo está a disposición de los centros 24 horas.

Desde hoy y antes de que finalice la semana visitarán todos los centros de Navarra, uno a uno. Los 83 centros de personas mayores y 51 de discapacidad (en los que se incluyen pisos tutelados), priorizando aquellos con algún positivo confirmado. Estas medidas, unidas a la monitorización que se está realizando desde el Departamento de Derechos Sociales, permitirá saber en cada momento la situación de los centros y atender a las necesidades concretas, tanto en el caso de personas residentes, como la situación de las profesionales.

Estas medidas están contribuyendo a la contención del COVID-19 en los centros como lo prueba el hecho de que, a día de hoy, en 68 de los 83 centros de personas mayores no hay ningún caso positivo confirmado, al igual que en los 16 de los 17 centros de discapacidad monitorizados hasta el momento.

En total hay, en este momento, 51 personas confirmadas con positivo en los centros residenciales de personas mayores, de las 6.611 personas que viven en ellos, lo que supone un 0,67% de residentes. Igualmente son 86 las y los profesionales de baja con síntomas, de las aproximadamente 4.000 personas que trabajan en el sector.

En previsión del pico que las autoridades sanitarias prevén para los próximos días, desde el Departamento de Derechos Sociales se está gestionando en este momento opciones de alojamiento para aquellos casos que precisen aislamiento y no puedan permanecer en el centro.

Actuaciones desde el inicio de la crisis

Desde el inicio de la crisis por Coronavirus, el Departamento de Derechos Sociales ha mantenido una comunicación permanente con los centros para informar de las distintas medidas que se han ido tomando y que les afectan.

Ya el 6 de marzo se les envió documentos del Ministerio de Sanidad, con pautas de actuación para las residencias. Dos día después se convocó a una reunión de responsables de residencias de personas mayores, en Pamplona / Iruña, a la que asistieron unas 80 personas, junto con responsables del Departamento de Derechos Sociales, concretamente Inés Francés, directora de la ANADP y Alberto Sola, médico de El Vergel, junto con el jefe de la Sección de Enfermedades Transmisibles y Vacunación, Aurelio Barricarte, del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN),

Dos día más tarde, se envió de nuevo a los centros de mayores y de discapacidad indicaciones sobre cómo deben actuar, de conformidad con la Orden Foral 3/2020, de 13 de marzo. En dicha comunicación se incluyó el link del Ministerio de Sanidad y Gobierno de Navarra que contiene la información actualizada sobre planes y protocolos y los datos evolutivos de la enfermedad.

Igualmente, se les informó de la aprobación del Decreto-Ley Foral de 18 de marzo, con la aprobación de medidas urgentes para responder al impacto generado por la crisis sanitaria del coronavirus (COVID-19) y, en particular, una de las medidas: la excepción en toda la Comunidad Foral de los requisitos de cualificación y acreditación para la contratación de cuidadores durante esta crisis. Esta información se hace llegar a los centros de manera inmediata.

Toda la información se ha actualizado de manera permanente. Así, el 19 de marzo se envió de nuevo a todos los centros una actualización del protocolo de medidas de actuación ante la epidemia por COVID-19. También las informaciones sobre la determinación de PCR para personas trabajadoras y el procedimiento para su realización.

Una de las últimas comunicaciones corresponde a la disposición del Ministerio de Sanidad respecto a las medidas relativas a las residencias de personas mayores y centros socio-sanitarios, publicada el sábado 21 de marzo en el BOE y que establece la forma de clasificar a las personas residentes en función del grado de exposición/síntomas. Los centros habrán de seguir dichas indicaciones para minimizar los contactos de las personas sanas, aislando a las y los afectados según grado de confirmación del diagnóstico.

En paralelo se ha llevado a cabo la coordinación a nivel estatal, en dos videoconferencias con el IMSERSO y una tercera con el Ministro Derechos Sociales, en las que participaron el resto de comunidades autónomas.

A nivel local, en colaboración con Cruz Roja, se han puesto en marcha acciones destinadas a las personas mayores, tanto para la provisión de alimentos como atención a otras necesidades y, en particular, paliar situaciones de aislamiento y soledad, a través de llamadas telefónicas.