alerta sanitaria

51 ancianos de 15 residencias han dado positivo y 86 profesionales están de baja con síntomas

Asimismo, Maeztu detalla que tan solo ha habido casos en uno de los 17 centros de discapacidad Desde el lunes, personal sanitario visita las residencias para supervisar su situación y adoptar medidas

25.03.2020 | 01:56
Un anciana estellesa recoge la compra que le ha hecho una vecina para que no tenga que salir de casa.

pamplona – La consejera de Derechos Sociales, Mari Carmen Maeztu, compareció ayer en la rueda de prensa que de manera diaria ofrece el Gobierno de Navarra para dar cuenta de las novedades en torno al COVID-19 y, en concreto, sobre la situación que se vive en las residencias de ancianos, de personas con discapacidad y de Salud Mental de la Comunidad Foral. Según detalló la consejera, en estos momentos son 51 las personas que han dado positivo en coronavirus en centros residenciales de mayores, lo que supone un 0,67% del total, ya que en estos centros viven 6.611 personas. Además, 86 profesionales están actualmente de baja con síntomas compatibles con el virus, de las aproximadamente 4.000 personas que trabajan en este sector.

No obstante, Maeztu quiso matizar que solo 15 de los 83 centros de mayores que hay en la Comunidad Foral han tenido algún caso positivo confirmado, de la misma manera que tan solo uno de los 17 centros de discapacidad monitorizados hasta el momento ha sufrido casos de coronavirus. En cualquier caso, en previsión del pico que las autoridades sanitarias prevén para los próximos días, desde Derechos Sociales se están gestionando opciones de alojamiento para aquellos casos que precisen aislamiento y no puedan permanecer en el centro.

Estos fueron los datos que desglosó Maeztu en una comparecencia en la que también informó de los diferentes cambios organizativos y de los refuerzos de personal que se han implementado en las residencias de Navarra. En este sentido, la responsable de Derechos Sociales lanzó un mensaje de tranquilidad tanto a usuarios como a familiares a quienes aseguró que los mayores "no están solos" y que el objetivo del Gobierno foral es velar por el cuidado y por la salud de todos, "especialmente de los colectivos más vulnerables". "Los profesionales que están en nuestros centros están dando lo mejor de sí y prestando el mejor cuidado y la protección de nuestros seres queridos", incidió. Además de la salud, otro aspecto importante es mantener "la moral y el ánimo interno" y para ello se están "dando las instrucciones oportunas para que se facilite la comunicación a las familias por videoconferencia o por las vías posibles". "Los centros están haciendo un enorme esfuerzo para garantizar esto", apuntó.

Preguntada por la situación en El Vergel y la Casa de Misericordia, Maeztu señaló que "está dentro de la normalidad". No obstante, avanzó que la Casa de Misericordia –en la que al menos hay un positivo confirmado y 71 personas con síntomas– tiene "una especial revisión" por su tamaño, con 500 plazas residenciales, y el centro informó de que ayer no se produjeron nuevos casos sospechosos y que están a la espera de que se les realice las pruebas.

reestructura de la atención Por su parte, la consejera de Salud, Santos Induráin, destacó la colaboración y coordinación existente entre los dos departamentos para dar respuesta a las necesidades de las residencias en torno a dos bases: la mejor atención sanitaria posible y la más humana. Para ello, Induráin destacó que se han reestructurado los equipos de atención de los centros de salud para dar la mejor asistencia posible. "En cada zona de Navarra va a haber un médico responsable para la atención de personas mayores y con discapacidad. Va a ser el interlocutor con la residencia para atender sus necesidades", explicó.

En el marco de esta mejora asistencial, en Atención Primaria se va a ser separar a los pacientes en tres circuitos diferentes: por un lado los que presenten una infección respiratoria; por otro lado, quienes necesiten una atención por otros requerimientos pero que no sean demorables; y por último un tercer circuito destinado a atender a las residencias valorando las diferentes necesidades y reforzándolas con profesionales cuando sea preciso.

Supervisión sanitaria Derechos Sociales lleva trabajando desde hace varias semanas en diferentes actuaciones en el sector residencial y desde este lunes personal sanitario está visitando las residencias de mayores para supervisar su situación y adoptar medidas ante el COVID-19. También se visitan los 51 centros de discapacidad, entre los que se incluyen los pisos tutelados, y se priorizan los centros con algún caso confirmado.

Algunas de las medidas que se han establecido, se están implementando en coordinación con Salud, como el nuevo protocolo a seguir en caso de tener un positivo en una residencia, que entró en vigor el lunes. "Estas actuaciones refuerzan la necesaria coordinación sanitaria entre ambos departamentos y permiten que los centros residenciales cuenten, en el caso de diagnósticos con positivo, con un refuerzo de personal de Enfermería, además de los equipos médicos que correspondan en el centro de salud de referencia", apuntó Maeztu.

Asimismo, Derechos Sociales ha puesto en marcha un cuadro de mando en el que se da cuenta de la situación diaria de todos los centros residenciales. Otra de las medidas implantadas consiste en destinar un espacio, con los medios adecuados, que dé la cobertura necesaria en caso de que sea necesario un aislamiento fuera de los centros residenciales.

Refuerzo de equipos sanitarios Los equipos sanitarios de Derechos Sociales se han reforzado con tres médicos , cuatro profesionales de Enfermería y ocho terapeutas ocupacionales que se suman al personal que ya movilizó el departamento la semana pasada. En concreto, este equipo presta soporte logístico y organizativo, así como asesoramiento y se desplaza hasta los centros cuando es requerido. Ofrece indicaciones sobre la forma de actuar y medidas a adoptar según la casuística. El equipo está a disposición de los centros 24 horas.

Se espera que antes de que finalice la semana visiten todos los centros de Navarra, uno a uno: las 83 residencias de personas mayores y las 51 de discapacidad, priorizando aquellos con algún positivo confirmado.

en breve

Seguimiento de residencias. Las visitas de personal sanitario a las residencias y la monitorización que se está realizando desde Derechos Sociales permitirán saber la situación de los centros y atender a las necesidades concretas de residentes y profesionales.

Apoyo a la Meca. Induráin apuntó que una médico de familia está en contacto con el equipo sanitario de la Meca para ver sus necesidades y prestar apoyo e igualmente el Instituto de Salud Púbica tiene a dos profesionales a disposición de todas las residencias para diferentes consultas.

Acciones para mayores. En colaboración con Cruz Roja se han puesto en marcha acciones destinadas a las personas mayores, tanto para la provisión de alimentos como para paliar situaciones de aislamiento y soledad a través de llamadas telefónicas.

Cambio en la actualización de datos. La consejera Induráin explicó que ha habido un cambio en la actualización de los datos diarios sobre el avance de la enfermedad en Navarra. Para disponer de datos homogéneos, el Ministerio de Sanidad ha pedido a las comunidades que informen de la situación todos los días a las 20.00 horas. Por tanto, es al día siguiente cuando el Gobierno foral va a dar a conocer estos datos. Es decir, los datos publicados hoy fueron detallados ayer y corresponden a las 20.00 horas del lunes.

Un paciente sale de la UCI. De los 1.014 casos positivos registrados, un total de 405 han requerido hospitalización. Cabe destacar que desde el inicio de la epidemia 45 personas han ingresado en UCI y ayer por la tarde una de ellas salió de Cuidados Intensivos del CHN.

Test rápidos: prioridad a residencias. La consejera Induráin avanzó que espera que los test rápidos estén esta semana y subrayó que, cuando lleguen, se priorizarán entre pacientes que están en residencias de ancianos y otros pacientes en domicilios.

"Los profesionales de los centros están dando lo mejor de sí para cuidar a nuestros seres queridos"

mari carmen maeztu

Consejera de Derechos Sociales