El Departamento de Educación no prevé alargar el curso más allá de junio

Volver a las clases presenciales "no dependerá de indicativos educativos, sino de indicativos sanitarios y de salud pública"

03.04.2020 | 13:30
El consejero de Educación del Gobierno de Navarra, Carlos Gimeno

PAMPLONA. El Departamento de Educación del Gobierno de Navarra no descarta la vuelta a la docencia presencial en los centros educativos de la Comunidad foral, pero no prevé alargar el curso más allá del mes de junio porque tanto el alumnado como el profesorado "necesitan un periodo vacacional".

Así lo ha señalado en rueda de prensa el consejero de Educación del Gobierno de Navarra, Carlos Gimeno, quien ha subrayado que, en cualquier caso, la decisión sobre si volver a las clases presenciales "no dependerá de indicativos educativos, sino de indicativos sanitarios y de salud pública".

Ha explicado, además, el consejero que no se prevé alargar el curso "más allá del mes de junio, básicamente porque entendemos que las familias están sometidas a un tremendo estrés y también el profesorado a una modalidad de educación nueva que se ha tenido que reinventar".

Gimeno ha destacado que "el sistema navarro empieza a entrar en una dinámica de estabilidad en cuanto a la adaptación del sistema" por la crisis del coronavirus. Y ha puesto en valor que desde su departamento "se han organizado y dispuesto actuaciones de urgencia para resolver los problemas más inmediatos para la organización del alumnado, docentes y centros".

Ha remarcado el consejero que se trabaja para que "ningún estudiante pierda el curso por las circunstancias tan especiales que vivimos" y, en este sentido, ha puesto en valor las iniciativas llevadas a cabo para hacer frente a la brecha digital entre el alumnado.

"Nadie es ajeno al escenario tan cambiante en el que nos encontramos. Uno de los principales retos es que ningún alumno se quede atrás pero sin dejar de tener un enfoque global", ha expuesto Gimeno, quien ha remarcado que en estos momentos "no podemos prever con certeza hacia qué escenario avanzamos en las próximas semanas".

En este sentido, ha incidido en que "serán las autoridades sanitarias quienes determinen el marco de funcionamiento en el que nos vamos a desenvolver" y ha subrayado que "habrá que tomar decisiones sobre la finalización del curso, incluida la evaluación y titulación".

En su opinión, "las incertidumbres del momento actual hace aconsejable la paciencia a la hora de abordar estas cuestiones". Y ha considerado que estas dos próximas semanas, con la festividad de Semana Santa, "nos va a proporcionar el tiempo necesario para prever el escenario que nos vamos a encontrar para la finalización del curso académico".

Así, ha afirmado que en este periodo vacacional se reflexionará sobre las instrucciones específicas de final de curso que se va a enviar a los centros, "unas instrucciones indispensables para cerrar el curso de manera equilibrada y homogénea". Ha explicado, además, Gimeno que el 15 de abril hay convocada una conferencia sectorial con el Ministerio de Educación que "nos va a dar marco y pistas para concretar esas instrucciones para la tercera evaluación".

Según ha indicado el consejero, en estos momentos el Departamento de Educación no descarta la vuelta a la docencia presencial, pero lo que no prevé es alargar el curso al mes de julio.


UN SISTEMA DE EVALUACIÓN "JUSTO"


En cuanto a cómo se van a realizar las evaluaciones, Gimeno ha señalado que se están dando un tiempo para "recoger toda la información posible y ver qué expectativas tenemos para afrontar el tercer trimestre". Y ha querido dejar claro que, en cualquier caso, será un sistema de evaluación "lo más justo" para el alumnado.

En esta línea, ha apostado por "esperar por prudencia para recibir más información para concretar más instrucciones y homogeneizar a todos los centros educativos de la Comunidad foral".

En cualquier caso, ha afirmado que Educación "apunta ya varias cuestiones que los centros seguro que pueden afrontar" como "realizar una evaluación continua, una evaluación del trabajo realizado durante el confinamiento, establecer criterios adaptados al periodo de enseñanza a distancia o si hay un fin de curso online elaborar un informe individual".

Por otro lado, respecto a los procedimientos administrativos suspendidos, como las matriculaciones del nuevo alumnado, ha afirmado que el departamento está elaborando una orden foral extraordinaria donde se aglutinen "todos los procedimientos".

"La previsión está ahí y en breve esa orden foral estará firmada para que se clarifique ese tipo de procedimientos administrativos para establecer la escolarización o las comisiones de servicio", ha comentado.

Finalmente, el consejero de Educación ha informado de que el departamento ha abierto una línea de trabajo en la Mesa Sectorial de Educación para "incorporar a todo el profesorado admitido en la OPE de Secundaria y FP que se ha aplazado y posibilitar que se pueda incorporar a las listas actuales".