Induráin: "Caminamos a un escenario más normalizado pero hay que ser prudentes para evitar rebrotes"

Navarra ha registrado en 24 horas un total de 38 altas hospitalarias y 43 altas epidemiológicas

11.04.2020 | 13:19
La consejera de Salud, Santos Induráin.

La consejera de Salud del Gobierno de Navarra, Santos Induráin, ha destacado que los datos relativos al coronavirus "demuestran que estamos por la buena senda" y "con la sensación de que, sin bajar la guardia, caminamos a un escenario más normalizado". En este sentido, ha mostrado su esperanza "siempre prudente" de que "pronto podremos dejar atrás el pico de la curva".

La consejera, que ha comparecido este sábado en rueda de prensa acompañada por la jefa del Servicio de Promoción de la Salud Comunitaria del ISPLN, María José Pérez Jarauta, y Arantxa Legarra, jefa del Servicio de Promoción de la Salud del ISPLN; ha señalado que nos encontramos en una "fase de meseta donde no descartamos nuevas subidas".

Navarra ha registrado a lo largo del último día un total de 38 altas hospitalarias y 43 altas epidemiológicas de casos de COVID-19, por lo que la cifra total de pacientes ingresados en centros hospitalarios continua disminuyendo. Ayer precisaron hospitalización 21 personas, por lo que la cifra de personas hospitalizadas en planta por COVID-19 se sitúa a día de hoy en 452, 24 menos que ayer.

Santos Induráin ha destacado que estamos en una "fase muy importante que tenemos que transitar con el mismo rigor, prudencia, serenidad y responsabilidad". "No podemos llegar a esa esperada curva y derrapar, tropezando cuando estamos bajando de esta cima", ha advertido la consejera, quien ha subrayado que "la desescalada es tan complicada como la escalada y tenemos que hacerlo bien para evitar rebrotes de la epidemia".

Para ello, ha señalado que se cuenta con una estrategia "integral y gradual en la que iremos aplicando nuevas herramientas de las que vamos disponiendo para reforzar mecanismos y sistemas que hemos demostrado como eficientes".

69 NUEVOS CASOS DE CORONAVIRUS, UN AUMENTO DE 1,8%.

Ayer se registraron 69 nuevos casos de COVID-19, lo que supone un aumento del 1,8% respecto al total de casos acumulados, que asciende a 3.817. En las últimas horas se han producido nueve fallecimientos y el rango de edad de los 227 fallecidos oscila entre 26 y 99 años con una edad media de 81 años.

De la cifra total de pacientes ingresados en centros hospitalarios, 377 personas se encuentran en planta y 75 en unidades de cuidados intensivos. En cuanto a la hospitalización a domicilio, 112 personas están siendo atendidas a día de hoy mediante esta modalidad asistencial.

Actualmente, están activos en Navarra un total de 2.987 casos, cifra que no tiene en cuenta las personas fallecidas ni a las que han superado la enfermedad. De ellas, un 81% se encuentra en seguimiento domiciliario, cursando la enfermedad de manera leve en sus domicilios. El resto se encuentra hospitalizado.

Desde que se iniciara la epidemia de COVID-19, Navarra ha contabilizado 3.817 casos positivos, 227 fallecimientos y 603 altas epidemiológicas.

En relación a las 227 personas fallecidas, nueve de ellas en las últimas horas, el rango de edad oscila entre 26 y 99 años, con una edad media de 81 años. Mientras, un total de 603 personas se han recuperado de la infección, 43 de ellas en el último día.

Respecto a las hospitalizaciones, 1.620 personas han requerido a lo largo de estas semanas algún tipo de hospitalización; de ellas, 124 han necesitado ingreso en UCI.

En cuanto a los casos positivos en profesionales del Sistema Sanitario Navarro, público y privado, estos alcanzan el 3,6%, es decir, 550 profesionales de un colectivo de 15.000 personas, aproximadamente.

29 TEST RÁPIDOS CON OCHO POSITIVOS.

Por otro lado, Santos Induráin ha informado que, desde que se recibieran los test rápidos el pasado viernes, se han realizado 29 pruebas de este tipo con un resultado de ocho positivo.

La consejera ha resaltado que estos test rápidos vienen a "complementar y reforzar" la apuesta del Ejecutivo foral por las pruebas PCR. En este sentid, ha indicado que ayer viernes se realizaron un total de 444 pruebas PCR con un resultado de 134 positivos y, desde el inicio de la pandemia, se han realizado más de 11.000 PCR.

Pruebas, ha dicho, que forman parte de una "estrategia global para la detección precoz, evitar contagios y mejorar el conocimiento de la prevalencia de la enfermedad y el grado de inmunización de la población.

La consejera ha explicado que el próximo paso es extender estas pruebas a la Atención Primaria y se contempla ampliarlo al ámbito sociosanitario y laboral.

USO DE "MASCARILLAS HIGIÉNICAS"

Preguntada sobre la posibilidad de que se establezca el uso generalizado de mascarillas entre la población, Santos Induráin ha explicado que se tratarían de "mascarillas higiénicas" diferentes de las usadas por los profesionales médicos y en los espacios sanitarios, y cuya función sería "evitar la transmisión del virus al hablar o toser" en determinados espacios o momentos de aglomeración.

En este sentido, ha remarcado que el eventual uso de esta nueva tipología de mascarillas entre la población "es complementario y no excluyente" de otras indicaciones recomendadas como la distancia social o el lavado de manos.

Induráin ha indicado que, al estar todavía en fase de confinamiento, "tenemos tiempo para poner en marcha las estrategias de uso y distribución" de estas mascarillas y ha resaltado que su habilitación se hará "garantizando su producción y distribución masiva".

A este respecto, ha transmitido un mensaje de tranquilidad y ha destacado que se trabaja en coordinación con el Ministerio de Sanidad, que está trabajando en una normativa para estas nuevas mascarillas, y ha subrayado que se explicará "correctamente" cuándo, cómo y dónde se podrán adquirir estas mascarillas.