Más de la mitad de las personas ingresadas por coronavirus en Navarra han recibido ya el alta hospitalaria

La Comunidad Foral registra 152 nuevos casos, 5 muertos más y 650 pacientes superan la enfermedad

12.04.2020 | 11:58
Gráfico con las personas hospitalizadas por COVID-19 en Navarra.

La epidemia de coronavirus continua en fase de estabilización en la Comunidad Foral, que se encuentra desde hace varios días en la denominada "fase meseta". Es decir, siguen aumentado los casos detectados pero sin registrarse un crecimiento exponencial.

La cifra total de positivos en Navarra asciende a 3.969, de los cuales 152 se han registrado en el último día Cabe destacar que, actualmente, más de la mitad de los y las pacientes ingresadas por COVID-19 han recibido ya el alta.

Concretamente, desde el inicio de la epidemia y hasta ayer, un total de 876 pacientes han sido dados de alta hospitalaria por mejoría clínica en Navarra. Por lo general, estas personas precisan un seguimiento domiciliario de, al menos, 14 días adicionales hasta poder recibir el alta epidemiológica.

Asimismo, se han registrado hasta hoy 650 altas epidemiológicas. En su mayoría son pacientes que han cursado la enfermedad de manera leve en sus domicilios, sin haber precisado ingreso hospitalario.

En relación a los fallecimientos, que a día de hoy ascienden a 232, de los cuales 5 se han contabilizado el último día, se prevé que a lo largo de los próximos días se sigan registrando nuevas defunciones debido al decalaje existente entre la infección, el inicio de los síntomas y el diagnóstico, la presencia de complicaciones y, finalmente, el fallecimiento.

Descenso en el número de ingresos hospitalarios

En los últimos días, a excepción del pasado 10 de abril, la cifra diaria de pacientes ingresados e ingresadas ha sido claramente inferior a la de altas hospitalarias. Por ello, tras lograr una estabilización en el número de personas que permanecen ingresadas en los centros hospitalarios de Navarra, la cifra ha descendido progresivamente hasta situarse en 555 pacientes hospitalizados y hospitalizadas a día de hoy.

La cifra de nuevos ingresos hospitalarios, que llegó a ser de más de 140 pacientes diarios, situó el pico de personas hospitalizadas el pasado 3 de abril, con un total de 711 pacientes ingresados e ingresadas en las diferentes modalidades de hospitalización.

A día de hoy, de los 555 pacientes hospitalizados, 121 están siendo atendidos y atendidas mediante la modalidad de hospitalización a domicilio, por lo que realmente no ocupan una cama hospitalaria. Como se sabe, estas personas son atendidas por el personal hospitalario, cuando es posible, en su propio domicilio o, en su caso, en los hoteles especialmente habilitados para cubrir esta función.

En la actualidad, las personas afectadas por COVID-19 ocupan 365 camas convencionales de las aproximadamente 1.000 que podrían ser utilizadas para esta finalidad en el conjunto de la red hospitalaria de Navarra (pública y privada). En cuanto a las unidades de cuidados intensivos (UCI), se aprecia una tendencia similar a la general. Tras estabilizarse la cifra entorno a 90 personas ingresadas, con un máximo de 95 registrado el pasado 3 de abril, la cifra actual de pacientes que están recibiendo esta atención se sitúa en 69, lejos de la capacidad total que disponen estas unidades.

Datos acumulados desde el comienzo de la epidemia

Desde que se iniciara la epidemia de COVID-19, Navarra ha contabilizado 3.969 casos positivos, lo que supone un crecimiento del 4% respecto al total acumulado del día anterior.

En relación a las 232 personas fallecidas, 5 de ellas en las últimas horas, el rango de edad oscila entre 26 y 99 años, con una edad media de 81 años.

En cuanto a los casos positivos en profesionales del Sistema Sanitario Navarro (público y privado) estos alcanzan el 3,7%, es decir, 557 profesionales de un colectivo de 15.000 personas, aproximadamente.

Finalmente, en relación a la evolución de la epidemia por Zonas Básicas de Salud, se facilita el desglose de los datos relativos al Sistema Sanitario Público, al que faltaría incorporar los datos de los centros sanitarios privados.