Navarra acuerda con las CCAA una respuesta coordinada al impacto del Covid-19 en los países en desarrollo

Todas las administraciones comparten el apoyo a las personas y comunidades más vulnerables y acuerdan desarrollar una estrategia conjunta para articular medidas

18.04.2020 | 11:05
Residentes de Soacha, cerca de Bogotá, protestan este viernes para pedir alimentos y ayudas durante la cuarentena.

La Comunidad Foral de Navarra ha acordado con el resto de comunidades autónomas elaborar una respuesta coordinada al impacto que la actual crisis sanitaria esta generando en los países en desarrollo. De este modo el Gobierno de Navarra trabajará con el resto de administraciones para desarrollar una estrategia que dé apoyo a las personas y comunidades más vulnerables.

Así lo han fijado en la reunión mantenida con el Gobierno central y representantes de otras comunidades con objeto de analizar la situación actual en materia de cooperación, solidaridad y políticas de desarrollo.

En la reunión, por parte del Gobierno de Navarra ha participado el director general de Protección Social y Cooperación, Andrés Carbonero. En la misma también han participado los integrantes de las direcciones generales de cooperación, solidaridad y políticas de desarrollo del conjunto de las comunidades autónomas, las ciudades autónomas, la Federación Española de Municipios (FEMP) y provincias, la Confederación de Fondos de Cooperación y Solidaridad (Confocos) y representantes del Gobierno de España.

En la cita, que ha tenido como objeto compartir la respuesta al impacto que está generando la crisis del COVID-19 y la que generará en los próximos meses en los países de desarrollo, todos los agentes han acordado un manifiesto en el que comparten "sin excepción" que, "el apoyo a las personas y comunidades más vulnerables del planeta, en los países en desarrollo, es más necesario que nunca".

"En primer lugar, por solidaridad en el sufrimiento y por motivos éticos, porque es lo que debemos hacer" y porque "no podremos asegurar nuestra protección frente a la pandemia y nuestra resiliencia al impacto económico que va a causar si no lo hacemos", señalan en un comunicado. De este modo todas las comunidades coinciden en transmitir "solidaridad e interdependencia".

Por otro lado, las representaciones autonómicas han coincidido en que la situación de crisis actual "no distingue fronteras, ni ideologías, credos o etnias" y han compartido "su profunda preocupación por el devastador impacto" que esta crisis tendrá en los países en desarrollo, "impacto inmediato en pérdidas humanas en primer lugar, pero también el impacto a corto y medio plazo en la pobreza y las desigualdades en todas sus dimensiones".